El número mágico es 3

El número mágico es 3

La Pera del Olmo

A dos jornadas de que concluya el rol regular del Campeonato Estatal de Béisbol de Mayores, Temporada Roberto Cadena, el número mágico de los Mineros de Parral es 3, cualquier combinación de victorias de Parral o derrotas de los Venados de Madera que sumen 3, los Mineros estarán en la siguiente fase.

Actualmente los Mineros al igual del año pasado en que fueron campeones, han tenido una temporada de altibajos, con pitcheo inconsistente, falta de bateo oportuno y en las últimas fechas son un hospital, lo que acrecenta la incertidumbre a la hora de encarar la postemporada.

Los Mineros ocupan la sexta posición de la tabla general de posiciones y tercero en su grupo, tiene la ventaja de enfrentar al sotanero Ojinaga la próxima semana, sin embargo cabe señalar que los Soles han conformado un equipo bueno que tiene las armas suficientes para darle una zancadilla a la Furia Gris, mientras tanto el sotanero de grupo: Venados con 8 ganados y 16 perdidos se enfrenta las dos últimas semanas a Manzaneros de Cuauhtémoc actual líder general del torneo, por lo que se perfila como el segundo equipo eliminado acompañando a Ojinaga en este torneo donde pasan 8.

La convocatoria del Estatal, ha permitido que los del grupo que acompañan a los Soles, sin jugar un solo partido en el rol regular, ya de antemano estaban clasificados, la lógica nos decía que Ojinaga iba a ser, como ya sucedió, el equipo escalón para que los demás clasificaran sin problemas, si se hubiera aplicado la convocatoria del año pasado, donde 6 equipos clasificaban, en estos momentos, Faraones, Dorados, Venados y Soles le estarían diciendo adiós al estatal.

Todo este marco imaginario, nos da una idea de cómo a través de los años, el Estatal ha degenerado en competitividad, en calidad, gracias a los intereses económicos que lo rodean, de tener reglas en donde solo clasificaban 4 de 10, ahora existe una ridícula cláusula de clasificación de 8 de 10, ello con el fin de darle a mas equipos la oportunidad de recuperarse económicamente ante las ya bajas entradas que se dan en temporada regular, los directivos piensan, como buenos apostadores que son, que si van a los playoffs pueden tener más aficionados para solventar los gastos que tuvieron, pero no les salen las cuentas al final y cada vez son más equipos con números rojos.

Prueba de ello son los Mazorqueros, actuales líderes del grupo 1, que tuvieron que realizar la rifa de un auto en plena temporada, no se esperaron a la postemporada para realizarla, ya saben que no basta, Parral no es la excepción en la pasada serie ante los faraones, asistieron no más de 3 mil a los tres partidos, tal vez por la lluvia, haciendo a un lado que los enfrentamientos en contra de los de Paquime, ya eran considerados de clasificación, de playoffs, teniendo en cuenta que los dos están peleando su lugar en las finales.

Téngalo por seguro que dado la disparidad de fuerzas que se van a dar en el primer playoff, el fanático del equipo débil no va a considerar el juego como alentador, esperanzador por lo que no acudirá en grandes cantidades al parque de pelota, citando un ejemplo si el estatal terminara hoy: Manzaneros se enfrentaría a Faraones y Mazorqueros a Dorados, son series muy desiguales y el directivo del equipo débil económicamente con esta serie no se recupera, en cambio si existiera la convocatoria de 4 de 10, estos serían los juegos de semifinales: Manzaneros contra Mazorqueros y Algodoneros contra Indios,  los que ganen van a la final, existe atractivo para el fanático, los 6 equipos restantes elevarían una plegaria al cielo agradeciendo que ya sus compromisos y deudas habían concluido en el mejor de los casos, en pocas palabras la inmensa mayoría de los directivos de las zonas son pésimos empresarios.

Si siguen bajo esta dinámica, solo van a cooperar para que el aficionado se retire o se ausente en definitiva del Estatal, ante un torneo que no busca como principal objetivo la competitividad y si la intención de complacer a la mayoría aunque ello signifique acabar con nuestro pasatiempo estatal: El Rey de los Deportes.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*