Por vigésima tercera ocasión, parte la Gran Cabalgata Villista en dirección a Parral

Con participación del Alcalde de Parral, Alfredo Lozoya Santillán, este jueves en la Capital del Estado se dio inicio a la XXIII edición de la Gran Cabalgata Villista que habrá de cubrir siete jornadas de trayecto para arribar a la tierra de “Pancho Villa”, el jueves 19 de julio.
Manuel Escobedo, es el coordinador general de la Cabalgata fundada por el licenciado, José Socorro Salcido, como evento que se integró a las Jornadas Villistas hacia 1994, en reconocimiento a la lucha Revolucionaria de 1910.
El Alcalde, Lozoya, mostró un gran entusiasmo al ponerse en marcha la travesía de Chihuahua a Parral, en distancia superior a los 200 kilómetros, con recorrido promedio de 30 kilómetros diarios con puntos intermedios para descansar y pernoctar.
Año con año, el gran evento Villista, ha sumado múltiples adeptos en vertientes como la de Ciudad Juárez, antiguo Paso del Norte, dentro de las más importantes, ya que se cuentan participaciones de jinetes de otros Municipios y Cabalgatas Nacionales que también se han integrado al festejo Villista, sin igual.
Puntos como Valle de Zaragoza, esperan ya, con la hospitalidad de siempre, el recibir a los jinetes y sus bestias, en la gran alameda del río, que permite un viaje a través del tiempo, reviviendo los días en que los Dorados de Villa esperaban la siguiente batalla, sin saber sí para ellos sería la última.
En Zapién, el Presidente Municipal de Parral, recibe el estandarte de su homólogo de Zaragoza, en el preámbulo de la llegada a Maturana, última escala para la toma de Parral, el día 19 de julio, que se da la entrada triunfal de las fuerzas de Villa con centenares de jinetes que recorren las calles de Parral hasta arribar a la Estación del Ferrocarril, encabezados por 2º año consecutivo por el Gobernador del Estado, Javier Corral Jurado, y el Alcalde anfitrión, Alfredo Lozoya Santillán.
En el marco de la XXVI edición de las Jornadas Villistas de Parral, ven y disfruta en familia de escenas que permiten imaginar los tiempos de la Revolución Mexicana, cuando un pueblo cansado de la injusticia y la desigualdad se levantó en armas, teniendo en Pancho Villa y sus miles de Dorados, al principal brazo armado de la Revolución, la famosa División del Norte.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*