Salvador “Chepilon” Santana

Salvador “Chepilón” Santana Salvatierra, considerado como uno de los hombres que más historia ha hecho en el deporte de la región
El famoso y popular “Chepilón” Santana desde su infancia jugó beisbol, deporte en el cual con el paso de los años se convirtió en manager, pero también práctico el basquetbol en la cancha de la Escuela 101 y Cancha Asarco.
Su pasión por el rey de los deportes lo llevó incluso a asistir a los Juegos Panamericanos en 1967 en Canadá con el equipo de México y como ayudante del manager Armando Uribe, además un año antes fue integrante del equipo Dorados de Chihuahua que consiguió la hazaña de los 72 ceros sin permitir carrera en el campeonato nacional de beisbol en Ciudad Delicias, donde se ganaron ocho juegos y donde el pitcheo no aceptó carrera para la gran proeza del equipo del estado grande.

Desde su infancia mostró el gusto por el beisbol y participó ocho años en ligas inferiores, para luego en 1947 empezar a jugar pelota para mayores con equipos como Acción Nacional, Asarco, Mineros, Jiménez, Tomás Valles y Café Azteca.
Ya como manager dirigió beisbol en Jiménez en 1961 a equipos como Cachorros y John Deere, también en Naica, Chihuahua, donde estuvo de 1966 a 1968, luego regresó en 1969 a Parral para estar al frente del equipo de Valle de Allende que patrocinaba Don José María Torres, quien fuera un entusiasta del beisbol y en 1970 también fue el timonel del equipo vallero.
Para 1971 formó el gran trabuco llamado “Furia Gris” y al cual ese año llevó a la conquista de lo que fue su primer título regional. Después estuvo con el Big Boy La Estrella, así como con otro gran equipo que fueron los Bravos.
“Chepilón” se tomó un receso y regresó en 1978 para dirigir al equipo del Tecnológico de Parral y con el cual estuvo hasta 1986 en que emigró a la Ciudad de Chihuahua.

Por cierto en 1982 y con el patrocinio del Ejido Chinatu, el Tecnológico bajo el timón de Salvador Santana conquistó lo que hasta la fecha es el único título de la historia que tiene nuestra máxima casa de estudios en la Liga Regional y que fue el segundo y último para “Chepilón” en la IV Zona.
Ese año, el Tecnológico luego de eliminar a Duraplay en la semifinal, ganó la final al Sección 11 de Santa Bárbara con peloteros como Isidro Lozoya, Héctor “Popo” Chávez, Octavio “Araña” Silva, Alfonso Rivera, Alfredo Quintana, Víctor Aguirre, José Ángel “Cala” Enríquez, Jorge Vázquez, José Ángel “Pinocho” Rivera, José Alfredo “Chuco” Rodríguez, Jaime Quintana, Octavio Santana, Emilio Romero, José Medina, Ramón “Pifas” García, Manuel Solís, José Luis Villalobos, Mauricio “La Chulga” Ramírez, Jorge Baca Zubiate, Fidencio Quintana, Aurelio Sánchez y Antonio Vences.
Salvador Santana fue nombrado manager de los Mineros de Parral para el campeonato estatal y fue campeón con el equipo de la capital del mundo al ganar la final a Delicias, luego ganó el prenacional a Laguna y Durango, para avanzar al nacional en Sinaloa y que como se recordará cuando el torneo estaba en pleno desarrollo, se vio suspendido por el huracán “Paúl” y los Dorados de Chihuahua tuvieron que regresar a casa cuando era un equipo que se perfilaba para ganar el título.
El carismático manager siguió en Parral con el equipo del Tecnológico hasta 1986, año que emigró a la capital, pero antes tuvo un destacado desempeño con el equipo Venados en el torneo PRI-México 86, aunque al final terminó jugando con un seleccionado de Chihuahua.
Para 1987 ya radicando en la capital del estado fue manager del equipo Maestros de la Sección 42 y dirigió a los Dorados de Chihuahua en el campeonato estatal; además estuvo al frente del equipo del Tecnológico II a nivel estudiantil hasta su jubilación y fue ahí donde terminó su largo recorrido como manejador de beisbol.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*