“Orgullosamente, soy y seré de Parral siempre”: Homero Moriel

Jaime Martinez Lopez

    “No tuve la ocasión, ni la fortuna de vestir, ni defender la camiseta de Parral, pero si les aseguró que en todo lugar donde me paré en una cancha, ya fuera representando a la UACH, al Estado de Chihuahua y a nuestro país, represente a mi tierra Parral, con mucho respeto, con mucha dignidad y con mucho orgullo. Por eso orgullosamente, soy y seré de Parral siempre”, fueron las palabras de Homero Moriel Santiesteban, durante el homenaje que se le rindió en el marco del III Reencuentro “Glorias del Deporte Parralense del Basquetbol”.

    Visiblemente emocionado, Homero Moriel Santiesteban, quien es todo un icono del baloncesto en nuestro estado, agradeció la distinción al recibir el reconocimiento a Vicente “Chente” Ávila, Antonio Valdez y Francisco “Troka” Castañeda, por la invitación de estar aquí en su tierra natal.

    El agradecimiento se extendió muy en especialmente a toda su familia, así como a todos los presentes, entre ellos pioneros de basquetbol en Parral, algunos de sus ex alumnos y también varios de sus ex jugadores, quienes estuvieron acompañándolo en este momento especial.

    Moriel Santiesteban, ahora miembro del Salón de la Fama del Deporte Chihuahuense, hizo una remembranza de la manera como inició su contacto con el basquetbol en el Gimnasio Auditorio Municipal y la vocación de su carrera como entrenador.

    “Este gimnasio vio nacer mi vocación como entrenador y siendo administrador del mismo, mi hermano Óscar (q.e.p.d.), en un campeonato estatal donde creó fue campeón Parral y después del mismo fallecieron varios jugadores en un accidente en su regreso a la Ciudad de Chihuahua, nos tocó a otros chavos y a mí realizar la limpieza del inmueble, siendo un trabajo muy arduo al tener que lavar todo el graderío con agua y jabón, hasta dejarlo impecable, siendo algo que jamás voy a olvidar”, dijo.

    También, quien llegó a ser entrenador nacional, en cuatro Juegos Mundiales Universitarios En Bulgaria, México, Rumania y Canadá, recordó que en el Gimnasio Municipal de Parral, tuvo su inicio como asistente de entrenador en el estatal de primera fuerza en 1964, junto a su mentor y maestro Pedro Barba, a quien considera como su segundo padre y a quien le debe gran parte de lo que ha sido su exitosa trayectoria.

    “Después regrese ya como entrenador en 1969 participando en el estatal de primera “B”, donde ganamos el torneo y asistimos al nacional, donde también fuimos campeones”, mencionó.

    Homero Moriel, quien después ganó siete campeonatos nacionales estudiantiles como entrenador del equipo Dorados UACH y dos federativos, dijo que también fue árbitro y que inclusive en una ocasión aquí en el Gimnasio Municipal, fue jede del servicio arbitral en un torneo estatal.

    El parralense fue nombrado entrenador de la UACH en 1977 y dijo que en varias ocasiones vino a jugar a Parral y que inclusive fue invitado a trabajar con niños en el Instituto Parralense, razón por la cual es responsable de que Jesús Aragón se haya enamorado del basquetbol como él y que de alguna manera en ese entonces se cumplieron las metas y los objetivos.

    Quien también fue entrenador nacional en los Juegos Panamericanos de Mar del Palta, Argentina en 1995, dijo: “Como pueden ver no tuve la ocasión, ni la fortuna de vestir, ni defender la camiseta de Parral, pero si les aseguró que en todo lugar donde me paré en una cancha, ya fuera representado a la UACH, al estado y a nuestro país, represente a mi tierra Parral, con mucho respeto, con mucha dignidad y con mucho orgullo. Orgullosamente soy y seré de Parral siempre”, finalizó.

     

     

    1 Comentario

    1. Ficidades Homero por esa hermosa labor que fomentaste el deporte esa entrega la cual puso muy en alto a México muy enanto me enorgullece tener personas como tu en nuestra patria

    Dejar una contestacion

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


    *