Iván “El Terrible” Rodríguez cañonero legendario de la “Furia Gris”

UN JONRÓN QUE MARCO LA HISTORIA

En el deporte hay atletas que se quedan grabados a lo largo de la historia; en la serie Mineros Parral y Manzaneros de Cuauhtémoc del estatal de beisbol de nuestro estado no es la excepción.
En la víspera de la serie del primer playoff entre ambos equipos del presente estatal “Roberto Cadena Velázquez”, salta a la escena la figura de Iván “El Terrible” Rodríguez cañonero de la IV que en el séptimo juego de la serie final de 1994 disparó un cuadrangular con la casa llena en la novena que dio a la “Furia Gris” un milagroso título.
Pero ¿Por qué milagroso?, muy simple y sencillo, los Mineros se proclamaron campeones al llevarse la serie 4-3 después de remontar un adverso1-3.
El séptimo juego se realizó domingo por la mañana de ese 1994 ante un Estadio Monumental a su máxima capacidad.
La pizarra llego empatada a la novena entrada, donde Mineros armó un ataque que lo llevó al banderín, primero Armando Güereca dio hit para romper la igualada, más tarde el zurdo Iván Rodríguez echó a perder la estrategia enemiga, le habían traído al zurdo Felipe Hernández, a quién le deposito la esférica entre el callejón de izquierdo y central, mientras el graderío de tercera base del coloso manzanero por poco se venía abajo ante la emoción de la fanaticada de la cuarta zona.
“No iba por algún pitcheo en lo particular le iba hacer swing a todo lo que estuviera cerca de la zona”, citó Rodríguez entrevistado esta mañana a través del celular.
“Desde luego que había presión porque es muy difícil batearle a un pitcher zurdo y sobre todo en un momentos como esos”, externó quién jugara un total de 22 campeonatos estatales, paradójicamente el número que siempre porto en sus dorsos.
Durante la entrevista a pregunta expresa Iván “El Terrible” contesta: “Hubo muchos momentos muy bonitos, pero creo que ese fue el mejor porque logramos coronarnos”.

El batazo de Rodríguez, dio gran colchón para los Mineros para el cierre de la novena, donde con Armando Güereca en el centro del diamante aguantaron rebelión manzanera, ahí destacó cuadrangular del gran bambino Jesús Aviles, pero todo terminó cuando Rafael “Manini” Arambula atrapo en la inicial un rodado untado al terreno para pisar la almohadilla y los Mineros se levantaban con su primera corona desde 1984.
“Fue algo inolvidable, el equipo nunca bajo los brazos era muy difícil volver después de estar abajo y sobre todo porque los dos últimos juegos eran en su casa (Cuauhtémoc)”, citó Miguel “Mano” Muñoz manager de la novena minera.
En dicha serie final, Armando Güereca actual mandamás de los multicampeones fue designado como el Jugador Más Valioso, por sus soberbias actuaciones lanzando, bateando y fajándose detrás del plato.
“Mano” Muñoz se dio tiempo para recordar a los Mineros campeones, que tenían a Güereca como receptor, en la inicial a Iván Rodríguez, Memo Armenta en la intermedia, Tino Gardea en el short stop, José Alfredo “Chuco” Rodríguez en la antesala, los jardines los patrullaban de derecho a izquierdo Roberto Armenta, Ramón Talamantes y Poncho Rivera, como bateador designado repartía leñazos
“Manini” Arambula y “El Ángel” de los Mineros, “Bucky” Pérez era el puntal del pitcheo, sin dejar de mencionar entre otros José Isabel de los Ángeles y Gilberto “Gilo” Rodríguez.
Fue así como el cuadrangular de Iván Rodríguez corono una hazaña que empezó a forjarse un domingo de tarde en el “Valente Chacón Baca” cuando Mineros siguió con vida al ganar el quinto juego para acercarse 3-2; continuó un fresco sábado de tarde ya en Cuauhtémoc con paliza visitante y se consumió ese domingo de mañana en lo fue el único banderín en la década de los 90’s de los legendarios Mineros de Parral. 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*