Pipo El Sordo 11 Agosto

Pipo El Sordo 11 Agosto 2018

Ricardo Urquidi

Pipo El Sordo va por la Guadalupe Victoria, tiene prisa por llegar a la Flores Magón a entregar una suscripción, su andar es interrumpido por Chaonis, la dueña de la librería más antigua en Parral, negocio que ya no es negocio, debido en gran parte a las políticas educativas que no fomentan el habito de la lectura, negocio que ha sido avasallado por la era del internet, sin embargo ahí está llevando a cuestas una tradición familiar, Chaonis está discutiendo con un transeúnte que sin ningún recato ha tirado basura en la banqueta, la vehemencia del reclamo le llama la atención a Pipo: “Así ha de tener su casa?… porque no la recoge?, sirva de algo?, muestre su educación!”, la metralla de protestas por la conducta del ciudadano solo es respondida por una huida.

Mientras estaba la discusión llega un compañero de Pipo de El Sol, es Fedimino un reportero de la vieja guarda: “Es Chaonis no le discutas mucho porque así te va”, sentencia su camarada para luego agregar: ”Aquí es la parte más añeja que hay en Parral donde se vende El Sol… ella es heredera de unos de los comercios con más tradición en Parral, no hay familia que algún  día, una época, haya venido aquí a comprar una revista, un cuento, un periódico, un libro… a pesar de que ya no lee la gente, ella con estoicismo sigue manteniendo abierto un espacio para la lectura, la cultura”, señala Fedimino a Pipo que atento escucha.

“Chaonis como todo mundo la conocemos, es concisa y directa, no se anda por las ramas, se ha curtido en la adversidad, como todos sus hermanos desde temprana edad comenzó a trabajar, se casó para luego divorciarse, crio a sus hijos con  la angustia y deber de sacarlos adelante, para luego hacerse cargo no tan solo de una empresa, de un deber arraigado de llevar cultura y ahí la tienes, firma al pie del cañón”, narra Fedimino a Pipo para ilustrarlo del personaje que tienen enfrente.

Chaonis se da cuenta que es objeto de miradas y los confronta: “Y ustedes  que me ven?… pónganse a trabajar”, la observación los toma por sorpresa y emprenden el camino, Fidemino no queda satisfecho y continua con la dama en cuestión: “Creo que en estos días cumple 70 años, tiene fiesta porque me di cuenta que contrataron un espacio en sociales, yo creo que los hermanos la pagaron, porque ella no creo…”, Pipo que hasta el momento solo escucha, comenta: “No aparenta los 70?”, “Ahí donde la ves de muy brava, es solo un escudo, ella es noble, ha ayudado a mucha gente con trabajo, porque una de sus filosofías en la vida es no dar korima o limosna, ella dice que la gente debe ganarse lo que se lleva a la boca”, puntualiza Fidemino.

“Tu pensarías que solo se la mantiene ahí encerrada… pero no… es fanática de los Mineros no falla a un partido, le encanta viajar, conoce México desde Cancún a hasta Mazatlán, ha viajado a Estados Unidos…, conoce un chorro de estadios de béisbol de Grandes Ligas, cada vez que tiene oportunidad viaja… y lo mejor de todo, sus hijos todos son profesionistas, es un ejemplo de vida”, Pipo nunca se imaginó que la mujer que cada vez que pasaba por sus vitrinas, tuviera esas cualidades.

Luego de despedirse de Fidemino, Pipo evoca la figura de su Madre, la descripción que le hicieron del personaje de Chaonis, es en esfuerzo, trabajo, dedicación, muy similar a la de su Mama, le gustaría en el fondo de su corazón, que ahí estuviera a su lado, para que al igual que él, disfrutara de Valentina, de sus logros, sin embargo Dios no lo quiso así, nuestro líder máximo escogió la guía espiritual desde el cielo, Pipo se acuerda de la prisa que tiene y acelera el paso.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*