Squezze play robado

Squezze play robado

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

El partido tercero reviste de una suma importancia, la mesa está servida para el regreso de Parral o el 3 a 0 a favor de Cuauhtémoc, durante toda la semana se ha comentado lo anterior, los fanáticos en la Capital del Mundo están listos para la reacción, por otra parte los dos nocauts en el altiplano chihuahuense han desanimado a los aficionados que no se han retratado en las taquillas, una vez más el Coloso de Los Linderos no se verá al tope.

Todo mundo está preparado para desahogar la presión acumulada durante la semana, pero una pastilla que regula el flujo a un poste del jardín derecho, no aguanta la presión y le dice que no al partido, se pospone para el sábado, luego de tres interrupciones.

Lo primero que me llama la atención es la decisión de la Asociación Estatal de Béisbol al designar a Gilberto Ramos para la serie de Manzaneros contra Mineros, a lo largo del rol regular, la Furia Gris tuvo como tercia de ampáyers de planta a Sócrates Marín, Francisco Farías y Guadalupe Rivera, trio que en ocasiones perjudicaron con sus decisiones a los pica piedra, en el transcurso de la temporada no hubo rotación de hombres de azul y ante el desorden que existe hacia el interior de la Liga, mis dudas se acrecientan.

El sábado Gándara ya no regresa y Leonel nos da una excelente salida para mantener vivas las esperanzas, los Mineros responden por fin con hombres en posición de anotar y toman ventaja de 4 a 1, ventaja que se reduce luego de que en la octava los Manzaneros le conectan un hit productor para que espeluznantemente se acerquen 4 a 3, los nervios aparecen y los aficionados empiezan a comerse las uñas.

Güereca con hombres en primera y segunda, un out, Diego al bat manda el squezze play en la octava, todo mundo lo festeja pero el Chief Ampáyer dice que no: marca out a Diego bajo el argumento de que piso el home, invadió la zona de strike, nadie lo cree, nadie lo entiende, las gráficas lo único que muestran es una clara interferencia del receptor manzanero que no es marcada, los Manzaneros agradecen al infinito y más allá ante una decisión arbitral que no tiene pies ni cabeza, lo único que destila son obscuros intereses.

En la novena ante la potencia azul y blanco de Cuauhtémoc nos empatan, para dar el tiro de gracia en la undécima, Cuauhtémoc nos gana con batazos favorecidos por las decisiones de los de azul, pero ellos no tienen la culpa.

Para el cuarto Alfonso Pulido empieza como siempre con dudas, pero compone la figura para ganar el primero para Parral, la artillería Minera se desata para dar pauta a un quinto, estamos vivos ante unos Manzaneros que tienen en su actitud destellos de soberbia, ahora nos espera el domingo con más dudas que aliento por las expulsiones de Beto Rodríguez, Hugo y Beto Gutiérrez ante un intransigente Gilberto Ramos y compañeros que evidentemente les quedaron grande los juegos, provocando conatos de bronca, discusiones interminables, ahora la cuesta es más agreste: agréguele que no tenemos abridor sólido para el quinto, Silver Fox va a tener que recurrir a su banca para cubrir todos los huecos que se abrieron y todos los lanzadores estar en fila india para si se necesitan para lograr el regreso a Cuauhtémoc.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*