Los tres al seis

Los tres al seis

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

Con un sabor agridulce nos acordamos del pasado fin de semana, luego de que los Mineros de Parral, estuvieron a un out de ganar el tercero de la serie ante Cuauhtémoc y nos quedamos en la orilla con un 3- 0 en contra, a ello agréguela la absurda decisión del ampáyer de marcar out por regla a Diego Gutiérrez para matar un exquisito squezze play.

Manzaneros, Dorados y Algodoneros llegaron al quinto de las series con la oportunidad de eliminar a Mineros, Faraones y Mazorqueros, sin embargo no pudieron dar la estocada final a sus enemigos y ahora si bien es cierto que van a jugar en casa, la ventaja no es tanto en el aspecto emocional ya que dejaron vivir al moribundo y el zombi que deambulaba en la caja de bateo ya despertó de su letargo y puede haber sorpresas.

Luego del batidero que hicieron los ampáyers el fin de semana, me llama poderosamente la atención, la interpretación de la convocatoria que va hacer la Liga en torno a la expulsión de Daniel Valdez, ya que en una de su partes dice que pitcher expulsado no jugara la próxima serie y la próxima serie para los Manzaneros en caso de que pasen directamente o como mejor perdedor es la semifinal, el próximo fin de semana no es una nueva serie, es un complemento de la que están jugando, así que Fierrito y compañía tienen una papa caliente que el próximo rival de los Manzaneros va a discutir hasta la necedad.

En anteriores editoriales señale que Parral necesitaba una jugada, un detalle que catapultara al equipo a sacar todo su potencial, pues creo que después de hacernos bastante daño con sus decisiones, esa motivación vino de los hombres de azul al expulsar en un solo juego a Beto Rodríguez, Hugo y Beto Gutiérrez, ante tales actitudes de los hombres de azul, el equipo aun mermado saco la casta y no tan solo gano a Cuauhtémoc el quinto, además lo hizo convincentemente con la mejor banca que existe en el Estatal, los chamacos que entraron al quite jugaron motivados, con casta que solo se hereda al que porta la camisola de la Cuarta Zona, desde aquí una vez constatamos que ya están listos para mejores y más difíciles encomiendas.

Por lo tanto la mesa está servida para que la Furia Gris, vuelva hacer la travesura que en el pasado ha realizado a sus más acérrimos rivales en finales: 94 contra Cuauhtémoc, 2001 contra Delicias, en las dos ocasiones fue a la casa del rival  con un adverso 3-2 y gano los dos juegos para coronarse, de cristalizar la hazaña el próximo fin de semana, superará a las dos ocasiones en mención, porque Parral  nunca lo ha logrado con un 3 a 0 en contra.

Solo dos equipos en el béisbol organizado se han levantado de un 3-0, ellos son los Charros de Jalisco al mando de Benjamín Cananea Reyes que en 1971 le ganan cuatro seguidos a los Saraperos de Saltillo, los Medias Rojas de Boston en el 2004 al mando de Terry Francona hacen la misma hombrada en contra de los Yankees en la final de la Liga Americana.

La mesa está servida para que nuevamente los Mineros de Parral vuelvan a escribir páginas de oro en la historia del béisbol estatal, el juego del viernes es vital y determinante para fracturar la muralla emocional de los Manzaneros, claro siempre rogando que los Mineros vuelvan a mostrar esa consistencia que mostraron en el tercero, cuarto y quinto, en el Estadio Cuauhtémoc ya flota el fantasma del 94, las figuras de Ángel El Bucky Pérez, Tino Gardea, Guillermo y Roberto Armenta, Gil Rodríguez, Alfonso Rivera, Ramón Talamantes, Isabel de Los Ángeles, Armando Güereca, todos los miembros de aquel equipo inolvidable y sobre todo la de Iván Rodríguez estarán presentes en cada momento, en cada jugada que determine el curso de la historia.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*