Algodoneros de Delicias ante Manzaneros de Cuauhtémoc la gran final del estatal de béisbol 2018

Algodoneros se impone a los Dorados de Chihuahua por nocaut de 11 carreras a 1, en el sexto juego de semifinales, con gran pitcheo de Mario González.

Mario González lanzó pelota de seis imparables y Algodoneros finalmente logró su pase a la gran final del estatal, al imponerse 11 carreras a 1 a los Dorados de Chihuahua, por nocaut en 8 entradas, y se reportaron más que listos para empezar la fiesta grande el próximo viernes ante los actuales campeones estatales Manzaneros de Cuauhtémoc.

Desde un inicio el partido entre Dorados y Algodoneros se fue de un solo lado, luego de que los locales anotaron una carrera en el primer inning, dos más en el segundo y tres en el tercer rollo para tomar una ventaja que ya no perderían.

Dorados anotó su única carrera en la parte alta de la tercera entrada gracias a cuadrangular solitaio de Jorge la “Tochita” Morales sobre los lanzamientos del ganador Mario González que cubrió toda la ruta.

Delicias anotó una carrera más en el cuarto episodio, otra en la séptima y dos más en el cierre de la octava para decretar el nocaut.

Por Dorados abrió y perdió Fernando Corrales, caballito de batalla de los divisionarios, con relevos de Pedro Ruiz que entró en la tercera entrada, Bryan Ortiz, Guillermo Figueroa y terminó Luis Sarmiento en labor conjunta de 14 imparables, entre ellos dos cuadrangulares.

Destacaron a la ofensiva por Algodoneros Ildefonso Amaya con cuadrangular, al igual que Carlos Rubio, por Chihuahua Jorge Morales se fue para la calle.

A Dorados les falló de nuevo el pitcheo, sello de la casa, y en este juego mostaron fallas a la hora de batear y asi no se puede, en fin no dejaron de hacer un buen papel al llegar hasta las semifinales.

Con este resultado en el juego 6 de semifinales, Algodoneros de apresta para jugar la final ante los Manzaneros de Cuauhtémoc que barrió en cuatro juegos a los Faraones de Nuevo Casas Grandes viernes y sábado en la puerta de entrada de la sierra Tarahumara.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*