Escándalos, rasgo común de la dupla Maradona-Hank Rhon

Los problemas con la justicia y los escándalos extracancha de Diego Armando Maradona, nuevo entrenador de los Dorados de Sinaloa (segunda división), palidecen ante el historial de su nuevo jefe: Jorge Hank Rhon. El empresario y político priista, dueño del equipo de futbol sinaloense y de los Xolos de Tijuana, acumuló denuncias relacionadas con el homicidio de un periodista y por el robo de un predio propiedad de la nación en el cual erigió el Grupo Caliente, así como aprehensiones por trasiego de armas y animales en peligro de extinción.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El polémico empresario y político mexiquense Jorge Hank Rhon, avecindado en Tijuana desde los ochenta, sorprendió el jueves 6 al convertirse en el repentino patrón del no menos controvertido astro argentino Diego Armando Maradona.

El fichaje que convierte al llamado D10S en el nuevo director técnico de los Dorados de Sinaloa, equipo de segunda división (Ascenso MX), sacudió al futbol mexicano.

Sin embargo, detrás de este proyecto con el campeón del Mundial de México 1986, cuyo eco ha tenido alcances internacionales, se encuentra la historia negra del hijo menor del extinto político priista Carlos Hank González, quien durante décadas fue cuestionado sobre el origen de su fortuna luego de ocupar cargos públicos, como secretario de Agricultura y Recursos Hidráulicos, secretario de Turismo, gobernador del Estado de México y regente del entonces Distrito Federal.

El empresario también es propietario del Grupo Caliente que opera una red de casas de apuestas sobre los resultados de diversos deportes, como el futbol, pese a que el Código de Ética de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), en su artículo 26, prohíbe a los integrantes de un club deportivo estar relacionados con apuestas:

“Las personas sujetas a este código tienen prohibido participar directa o indirectamente en apuestas, juegos de azar, loterías y actividades o negocios similares relacionados con partidos o competiciones de futbol y/u otras actividades relacionadas con el futbol.

“Se prohíbe a las personas sujetas al presente código tener todo tipo de intereses de manera directa o indirecta (mediante terceros o con la colaboración de estos) en entidades, empresas y organizaciones (…) que promuevan, negocien, organicen o dirijan apuestas, juegos de azar, loterías o eventos o transacciones similares relacionadas con partidos o competiciones de futbol. Se entiende por intereses toda posible ventaja que redunde en beneficio de las personas sujetas al presente código y/o sus partes vinculadas.”

En este caso, Hank Rhon es el propietario de las casas de apuestas y a la vez de los equipos de futbol Dorados de Sinaloa, segunda división, y Xolos de Tijuana –presidido por su hijo Jorgealberto– de la Liga MX.

El dominio del empresario en el negocio de las apuestas se extiende a todo el territorio nacional y en al menos 15 países de América Latina y Europa, consigna la página oficial de Grupo Caliente.

Además del Parque Zoológico Internacional de Tijuana, ubicado en el patio de su residencia en la ciudad fronteriza, posee centros comerciales, hoteles de cinco estrellas, agencias de viajes ejecutivos y un colegio.

En su edición 1424 Proceso publicó los señalamientos contra Hank Rhon por actividades relacionadas con el narcotráfico, lavado de dinero y diversos tipos de contrabando, como el de animales en peligro de extinción.

El despojo

Entre las denuncias que ha enfrentado el empresario tijuanense destaca la relacionada con un predio de 83 hectáreas inscritas en el Registro Público de la Propiedad y en el Catastro Federal como propiedad de la nación y sobre el cual está edificada parte de su riqueza: la casa de apuestas Grupo Caliente, el canódromo, el estadio en el que juegan los Xolos de Tijuana, una plaza comercial, su residencia-zoológico y el exclusivo fraccionamiento Puerta de Hierro.

En julio de 1993, Jorge Hank fue denunciado penalmente por fraude y despojo de bienes a la nación al vender y usar para otros fines parte de los terrenos del hipódromo de Tijuana, que por ley pertenecen al dominio de la federación.

Vendió 20 hectáreas del referido predio a la empresa Inmuebles y Desarrollos Peninsulares para la construcción de un fraccionamiento.

En su libro La terca memoria, Julio Scherer García, fundador de este semanario, escribió: “Jorge Hank Rhon se instaló en Tijuana a finales de los ochenta y ahí empezó a escribir su propia historia. Se inició en el mundo del juego a los 25 años y en poco tiempo fue reconocido como uno de los top cats de la región, los gatos mayores en la jerga de los apostadores.

“Protegido por una prórroga irregular en la concesión del Hipódromo de Agua Caliente, solicitó, además, un crédito por 68 millones 669 mil pesos al Banco Unión, entonces propiedad de Carlos Cabal Peniche. Hank Rhon avaló el adeudo con terrenos del hipódromo concesionados por el gobierno federal y tiempo después entregó en pago los terrenos al Fobaproa (Fondo Bancario de Protección al Ahorro), con la circunstancia de que entonces dicho Fobaproa ya era dueño del banco.

“El despojo, el fraude y el peculado dan idea de las complicidades a las que se recurrieron para favorecer al hijo del Profesor. Habría que agregar que el Fobaproa aceptó estos terrenos en pago, conocedor de que el verdadero propietario de esos terrenos era el propio gobierno federal.”

Scherer García agrega: “La turbiedad de maquinaciones de semejante magnitud despertó la inquietud entre algunos legisladores que decidieron seguirle los pasos a Hank Rhon. La pesquisa dio inicio el 10 de marzo de 1988, a iniciativa del exalcalde de Tijuana y diputado panista José de Jesús Reyes, secretario de la Comisión de Asuntos Fronterizos.

“La pesquisa fue frenada no obstante que un informe de la Secretaría de Gobernación da cuenta de la documentación en que se sustentan los contratos, inversiones, cesiones y fraccionamiento de predios, derechos notariales y responsabilidades fiscales incumplidos, que confirmaban los derechos de la federación sobre la propiedad del Hipódromo de Agua Caliente, en manos de Hank Rhon, y un persistente atropello contra la nación.”

En 2011 Felipe Ruanova Zárate, quien denunció el despojo, relató a este semanario (edición 1804) que “Jorge Hank se robó 83 hectáreas que pertenecen a la nación y que yo mismo inscribí en el Registro Público de la Propiedad a nombre del gobierno federal, porque así me instruyeron cuando fui director de Administración y Aprovechamiento del Patrimonio Inmobiliario Federal de la Secretaría de Asentamientos Humanos y Obras Públicas. Ahí están las anotaciones con fecha 17 de agosto de 1998”.

El exfuncionario explicó que todas esas propiedades en poder del empresario tendrían que ser devueltas al dominio público de la federación. “Lo anterior significa que 25 años atrás, el 17 de agosto de 1973, Fernando González de Lombardo, quien obtuvo el permiso del hipódromo en Tijuana, y no Hank Rhon, se comprometió a entregar ese predio mediante un convenio; nada fue de palabra. El registro de propiedad fue asentado con el folio real número 3326”.

La denuncia fue archivada, empolvada y ya no hubo seguimiento judicial.

Homicidio

Otro capítulo en la cuestionada vida del empresario y político priista está ligado al asesinato del periodista Héctor Félix Miranda. Murió tras sufrir un ataque armado cuando se dirigía a la sede del Semanario Zeta, en Tijuana, el 20 de abril de 1988.

Por el atentado, Antonio Vera Palestina y Victoriano Medina –integrantes del equipo de seguridad de Jorge Hank– fueron juzgados y sentenciados a 25 y 27 años de prisión, respectivamente.

Pese a que las investigaciones de la procuraduría de Baja California determinaron que los homicidas partieron del Hipódromo Agua Caliente, la dependencia nunca investigó al dueño del lugar: Jorge Hank Rhon.

“Tres días después del crimen, la Policía Judicial del estado encontró una pista que conducía hacia Agua Caliente. Cuenta Jesús Blancornelas (director de Zeta): ‘Los agentes judiciales catearon las instalaciones del hipódromo, pero no dejaron que los acompañáramos, lo cual nos hizo desconfiar. En realidad, ahí empezó el proceso de encubrimiento de Hank Rhon’”, expuso Proceso en su edición 969.

El extinto periodista Jesús Blancornelas relató que todos los caminos condujeron a Hank Rhon: tres empleados suyos intervinieron directamente en el crimen y pudo comprobarse que uno de ellos recibió 10 mil dólares poco después de los hechos.

Tras 25 años de cárcel, Antonio Vera Palestina salió libre. Al dejar la prisión de máxima seguridad de El Altiplano, ubicada en Almoloya de Juárez, Estado de México, se trasladó directamente a Tijuana, en donde se reunió en público con Jorge Hank Rhon. El homicida volvió a ser guardaespaldas del controvertido político. Emigdio Nevárez, el tercer implicado en el asesinato del periodista, fue ejecutado en julio de 1992.

Las detenciones 

El 22 de mayo de 1995 Jorge Hank fue capturado por agentes aduanales en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, procedente de Tokio. El arresto ocurrió cuando las autoridades descubrieron en sus maletas objetos de marfil, esculturas con incrustaciones de piedras preciosas y chalecos y abrigos de piel de ocelote, especie en peligro de extinción.

Sin embargo, el político priista sólo estuvo 11 horas en el Reclusorio Sur. Salió libre después de pagar una fianza de 150 mil pesos.

Proceso reportó en su edición 919 que en agosto de 1991 agentes aduanales de Estados Unidos confiscaron un raro tigre blanco de nombre Blanca. Un año después, Jorge Hank Rhon reclamó ser el dueño del animal, dio un recibo por 4 mil 500 dólares y solicitó formalmente la devolución de su cachorro.

El gobierno estadunidense refutó su petición: ordenó a Hank Rhon dar por perdido el tigre y pagar una multa de 25 mil dólares por el transporte ilegal de animales en peligro de extinción.

Posteriormente, el periódico San Diego Reader involucró a Jorge Hank en la compra ilegal de un gorila para el Zoológico de Zacango. Al empresario también se le adjudica el traslado ilegal de la ballena Keiko para el parque de diversiones Reino Aventura –ahora Six Flags.  La ilegalidad consistió en que el transporte violó el espacio aéreo estadunidense (Proceso 969).

En junio de 2011, Jorge Hank, quien presume de beber tequila con pene de tigre, fue detenido junto con 10 personas más por militares en Tijuana. En esa ocasión su captura se debió a que fueron halladas en su residencia 88 armas de fuego, 9 mil 298 cartuchos útiles y una granada de gas. Pero una vez más fue liberado “por falta de elementos para procesarlo”.

Misión (casi) imposible

Diego Armando Maradona, al igual que su nuevo jefe, ha tenido problemas con la justicia y protagonizado escándalos extracancha, como problemas de adicciones y agresiones a periodistas.

El ídolo argentino llega a Sinaloa –estado marcado por ser la cuna de narcotraficantes como Joaquín Guzmán Loera– con la exigencia de regresar a los Dorados a la primera división. Sin embargo, la misión se antoja complicada: es penúltimo de la tabla en el actual torneo del Ascenso MX.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*