El beisbol estatal salió con su domingo 7

out27.com

Juan Terrazas

El beisbol estatal salió con su domingo 7

Y una vez más sucedió. De nuevo se aparecieron los fantasmas del año de 1988, 1999 y 2000, y el beisbol del estado en general salió con su domingo 7.

Lo sucedido en Cd. Cuauhtémoc se magnificó gracias a la poca preparación que existe en los directivos por albergar un evento masivo que se puede salir de control.
El problema inició con unas gradas que empezaron a tener problemas de estabilidad en las columnas que soportan las gradas provisionales por el reblandecimiento de la tierra gracias a la lluvia que se presentó en la capital manzanera… Y después de esto más que la grilla que fanáticos y medios se fueron por la tangente ya metiendo problemas de ideologías que empeoró la situación calentando el ambiente al grado que es un alto riesgo de celebrar el juego definitivo en estos momentos.

Todos estos problemas destaparon un problema muy evidente: No existe preparación de los directivos de todas las zonas para eventos masivos.

Más que pelearse de quien tuvo la culpa o la razón, hay que analizar bien las cosas:

1.- Unas gradas provisionales deben estar en una tierra firme para evitar problemas de estabilidad por el movimiento brusco de los aficionados los cuales pueden brincar constantemente. Ayer que estuve revisando las gradas en el estadio Monumental Cuauhtémoc los soportes principales estaban sobre tierra ya blanda por la humedad, incluso alguno de ellos en vilo pudiendo provocar un accidente grave por una estampida humana.

2.- En el sexto juego de la final en Cuauhtémoc se observó un sobrecupo donde incluso había gente en los pasillos de las gradas permanentes, pudiendo provocar ser un estorbo ante una emergencia.

3.- La cantidad de Paramédicos ante una emergencia de grandes proporciones era insuficiente. Lo ideal es ver que los paramédicos sean un espectador más en las gradas en un evento donde todos esperamos saldo blanco.

4.- La cantidad de elementos de seguridad ante una emergencia de grandes proporciones también era insuficiente. Lo ideal es también ver que los Policías sean un espectador más en las gradas en un evento donde todos esperamos saldo blanco, casi era 1 policía por 100 aficionados.

Ante todos estos problemas, la Sexta Zona intentó de manera civilizada resolver el problema con la devolución de los boletos, desafortunadamente el fanatismo acaba con la razón, la fanaticada exige su lugar ya apartado y ante esto el problema se complicó más. Y para acabarla de rematar, un acto violento donde Ildefonso Amaya forcejeó con el umpire calentó más los ánimos.

Llevar la serie a Chihuahua sería ideal en la logistica e incluso les dejaría más dinero, pero para la afición de Cuauhtémoc es una pérdida a la credibilidad de la liga, además hay gente que no puede viajar, hay afición que quiere celebrar con su gente en caso de que Manzaneros gane y trasladar a 4000 aficionados al mismo tiempo a Chihuahua es caro y no hay suficiente camiones libres como para realizar esta tarea.

Ante todo estos problemas deben buscar nuevas alternativas donde ambas zonas cedan.

Por cuestión deportiva, Cuauhtémoc tiene derecho a cerrar la final.

Como Cuauhtémoc tiene ese derecho que puede utilizar, la VI Zona tiene la obligación de lo siguiente:

1.- No vender boletos de más. Deben definir con Protección Civil la cantidad máxima del aforo.

2.- Probar las gradas provisionales para que soporten más de 50 toneladas, de preferencia que los soportes estén sobre un dado de cemento para evitar inestabilidad.

3.- Mostrar ante protección civil un plan de contingencia ante actos vandálicos masivos por si se requiere el uso de la fuerza pública.

4.- Mostrar ante protección civil un plan de contingencia ante accidentes o lesionados ante un evento masivo.

5.- Usar arco detector de armas. En el 2014 en Juárez en las semifinales ingresó al estadio una persona con pistola.

Si Cuauhtémoc no cumpliera con estos requisitos, automáticamente pudiera perder la sede de la final.

Desafortunadamente la falta de estas especificaciones en el reglamento, minimizar los hechos o ignorar los puntos de seguridad puede provocar un hecho lamentable en un espectáculo que debe terminar con saldo blanco.

Ojalá y el beisbol aprenda de esta lección, es mejor detenerse a tiempo. Cuesta mucho cumplir los puntos de seguridad, pero es más costoso pagar lesiones o perder una vida.

En otros temas, lamentable lo hecho por Ildefonso Amaya. Poncho era uno de los jugadores bujías de la ofensiva de Algodoneros, pero si perdió la cabeza en serio al forcejear con Socrates Marín.

Si bien a veces el ampayeo puede ser demasiado cerrado, que tal vez el umpire no están haciendo un buen trabajo y los jugadores sienten que abusan de su poder, no es justificación la agresión verbal siquiera.

En Liga Mexicana de Beisbol este tipo de agresiones se castiga con un año. Veremos que sucede.

Y ya por último, las posibilidades de que el beisbol profesional regrese a Cd. Juárez parece ir muy a la baja.

El equipo de Pericos volvería a su antiguo dueño y esto aseguraría que Puebla siga en Liga Mexicana como lo ha hecho desde el año 2000.

Sus comentarios los recibo en lectores@out27.com

Out 27!, se acabó el partido y esta columna También!

1 Comentario

  1. Octubre 07 de 2018

    Le crecieron los enanos a la PIRATA Liga Estatal de Béisbol, que ya se mostró incapacitada para afrontar las consecuencias de su propio desorden e interés de lucro desmedido con este remedo de béisbol profesional disfrazado de amateur.

    Lo habíamos advertido desde la llegada del gobierno Corralero y la imposición del “Fierritos” como jefe de esta pandilla de malandros, que hacen como que juegan al béisbol, pero solo andan tras de la taquilla con sobre cupo, la ilegal y desmedida venta de cerveza, y arriesgando la seguridad de los asistentes improvisando gradas a su modo pendejo, y con la complicidad de autoridades estatales que se hacen omisos y tarugos con la protección civil que deben de prestar en loa estadios..

    Es una confrontación entre dos fuegos, el Panismo de Corral que regentea la liga Estatal, y el Panismo de Maru Campos y Eliseo Compean con Cesar Jáuregui, que quieren ser campeones a toda costa, y los Manzaneros de Cuauhtémoc, donde gobierna MORENA, y al que ni siquiera tomaron en cuenta para el reinicio de la serie en su municipio.

    Aceptando presiones de las Jurisdicciones, deciden suspender el 7º. partido y trasladarlo a Chihuahua, para que en menos de dos horas, los Manzaneros se rebelaran y no aceptaran el cambio de sede, y al final, quedar mal con todos, porque no pueden ni quieren someter a ninguno porque nadie respeta los reglamentos, la convocatoria ni los cuerdos emergentes.

    Debería servir esta crisis para de una vez deshacerse de la directiva estatal y las jurisdicciones locales, y llamar a los verdaderos presidente del béisbol municipal en cada zona, y que entre ellos se nombre al Presidente de la Asociación estatal , y que, con apego los reglamentos de la FeMeBe, se determine el rumbo nuevo de este campeonato ridículo y altamente comercializado donde se invierten recursos públicos para hacer negocios privados.

    O tendrá que venir López Obrador también a arreglareles su desmadre de béisbol organizado para el beneficio de directivos y peloteros profesionales que cobran por hacer lo mismo que hacen los peloteros locales de manera gratuita?

    YA BASTA DE MAÑOSADAS Y DEPRTES PIRATAS EN CHIHUAHUA

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*