Los Medias Rojas se han visto indomables con dos outs

 LasMayores.com

BOSTON — Los Medias Rojas han ganado un total de 117 partidos en el 2018 entre la campaña regular y la postemporada, incluyendo el Juego 2 de la Serie Mundial el miércoles en el Fenway Park para ampliar a 2-0 su ventaja en el Clásico de Otoño.

Para tener tantos triunfos a través de casi siete meses de acción, hay que saber ganar de muchas maneras diferentes. En esta postemporada, una de las claves ha sido la habilidad de producir carreras con dos outs. El miércoles, en su victoria por 4-2 sobre Los Angeles, Boston cruzó el plato en cada ocasión con dos outs en la pizarra. De hecho, 36 de las 68 carreras que han anotado los Patirrojos este mes han sido con dos outs, algo mortal para el equipo contrario.

“Poner la bola en juego en esas situaciones es bien importante”, dijo el manager de los Medias Rojas, el puertorriqueño Alex Cora. “Vivimos en una época en que (una temporada de) promedio de .210, 30 jonrones y 70 empujadas es aceptable, y no creemos eso. Hay ciertas situaciones en que un ponche no es simplemente otro out. Ponemos la bola en juego, lo hicieron otra vez (el miércoles) y por eso ganamos el partido”.

En ese sentido, el momento clave para los Medias Rojas fue el quinto episodio. Con dos outs y las bases limpias, el boricua Christian Vázquez llegó a estar abajo 0-2 ante los envíos del abridor de los Dodgers, Hyun-Jin Ryu. El receptor luchó el turno y terminó conectando sencillo. Mookie Betts siguió con su propio hit y, tras un par de bases por bolas para empatar el encuentro 2-2, J.D. Martínez empujó las últimas dos rayitas del partido con otro sencillo para decidir la victoria de Boston.

“Mi plan era llegar a la base para motivar a los muchachos del lineup, los de arriba. Tremendo trabajo de ellos”, comentó Vázquez, noveno bate en el orden ofensivo el miércoles. “Vamos al home con un plan y no podemos salir de ello. Pienso que no importa cuántos outs, (lo importante es) nunca salirse del plan”.

En total, los Medias Rojas batearon de 6-2 con corredores en posición de anotar.

“Ese fue un gran ejemplo de cómo luchar todo un inning, de cómo luchar los turnos”, dijo Martínez, quien ha empujado cuatro carreras en los primeros dos partidos de esta Serie Mundial. “Es algo que hablamos todo el tiempo. Fue un ejemplo perfecto de luchar los turnos, hallar la manera de embasarse y seguir moviendo la línea”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*