Dinastías frustradas

Aug 22, 2016; St. Petersburg, FL, USA; Boston Red Sox center fielder Jackie Bradley Jr. (25), left fielder Andrew Benintendi (40) and right fielder Mookie Betts (50) run in from the outfield after they beat the Tampa Bay Rays at Tropicana Field. Boston Red Sox defeated the Tampa Bay Rays 6-2. Mandatory Credit: Kim Klement-USA TODAY Sports

Dinastías frustradas

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

En 1996 llego al antiguo Yankee Stadium una generación que está a punto de dar sus primeros frutos en el Salón de la Fama de Cooperstown: Bernie Williams, Jorge Posada, Mariano Rivera, Andy Petitte, Derek Jeter, con talento, coraje lograron del 96 al 2009 cinco anillos de Serie Mundial, siempre apuntalados por estrellas que le dieron consistencia a la última gran dinastía que ha existido en las Ligas Mayores, antes de ellos podemos recordar a los Bravos de Atlanta que llegaron a cuatro Clásicos de Otoño y solo ganaron uno llevados de la mano de Bobby Cox y John Smoltz, Tom Glavine, Greg Maddux o más atrás la Maquina Roja de Sparky Anderson con Pete Rose, Joe Morgan, Johnny Bench, Tany Pérez, David Concepción, pero párele de contar.

En este siglo, en esta década hemos visto a una generación de Royals de Kansas City del 2014: Lorenzo Cain, Eric Hosmer, Moustakas, Herrera, Ventura, Escobar, Pérez, que nos sorprendieron, llegaron a dos y ganaron una, todo mundo pensamos que tenían todo para establecerse como una dinastía y ahora a tres años de sus logros, el equipo esta desmantelado.

Después en el 2016 llegaron los Cachorros con Rizzo, Báez, Russell, Bryant, Contreras, Arrieta, Lester al mando de Joe Maddon y después de desaparecer la maldición de la Cabra Willy, hasta ahí quedaron sin lograr repetir.

En el 2017 llego Altuve, Springer, Bergman, Gurriel, Correa, Keuschel, Verlander, McCullers, McHugh, Morton y al otro año llega otra magnifica generación que no los deja llegar a la Serie Mundial.

Los Medias Rojas de Boston ganan la Serie Mundial del 18 con Mokie Betts, Bradley Jr., Benintendi, Devers, Boagerts, Price, Pomeranz, Sale, Pearce, Krimbel, Kelly, con Alex Cora en el timon que tiene la inmensa virtud de sacar todo el potencial al pelotero gracias a su carisma. son sin lugar a dudas un equipo consistente, con futuro como los ejemplos anteriores, pero ahora surge la gran incógnita, la gran duda, el reto mayor, podrán en un lapso de 10 años sostenerse como una nueva dinastía  y ganar mínimo cuatro anillos o solo quedaran en la orilla y al paso de un año, dos, el equipo, la camada de novatos se perderá en el horizonte, en la agencia libre, esta generación de bostonianos que viene de las sucursales tiene todo para convertirse en una dinastía, lo lograra?.

Solo el tiempo nos podrá contestar la pregunta, en estas épocas en que los dueños de los equipos están volteando sus esfuerzos a las granjas, a las sucursales y solo recurrir a la agencia libre en Julio, Agosto cuando viene la recta final y tienen posibilidades de llegar a la postemporada, ya es muy difícil los contratos de diez años de 200 millones, ya prefieren invertir en un joven que les puede costar más barato formarlo que comprar un pelotero ya establecido, de ahí que tengamos cada año nuevas caras, nuevos talentos que están ahí en las Ligas Menores y solo necesitan una oportunidad para llegar.

Solo resta que llegue Octubre del 2019 y ver en qué situación están los acérrimos rivales de los Yankees que también sacaron ya una nueva generación de bombarderos del Bronx, el tiempo en Las Mayores es más rápido, ya no se debuta a los 24, 25 años, ya los jalan a los 20, 21, 22 años y dan resultados y nosotros cada año tenemos que aprender nuevos nombres, nuevas novenas, nuevas formas de ver el béisbol, la vieja anécdota entre Salvador Zurdo Molinar y Arnulfo Panzón Arras, cuando el manager del Frisco se burló del timonel del joven equipo Mineros, luego de que Marcos D. Fowler le encargara a Arras formar un equipo de novatos, la respuesta del inmortal Panzón fue: “El primer año me ganaras, el segundo batallaras y en el tercero me la pela…”, cae como anillo al dedo con lo que está pasando en las Grandes Ligas.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*