Liga Regional

Liga Regional

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

Se dice que en Xalapa, Veracruz, marinos estadounidenses jugaron por primera vez en 1847 el rey de los deportes en México, utilizando la pata de palo  de Antonio López de Santa Anna, para Parral y Chihuahua la fecha de inicio del béisbol data de 1898, cuando Rafael Domínguez, un parralense radicado en Phoenix, Arizona de regreso a casa en la Huerta de Botello, abrió como sentencia Domingo Salcido: La Caja de Pandora.

La Liga más antigua del país es la Liga Mexicana de Béisbol cuyos inicios datan desde 1925, so pena de equivocarnos la liga amateur vigente más antigua de México, es la Liga Regional que se comienza a jugar en forma organizada desde 1936, (podrán haber existido otras ligas más antiguas pero ya no están en competencia o su trayectoria ha sido intermitente no continua), por consiguiente los equipos más vetustos en la historia del béisbol estatal, son Sección Once y Frisco, gloria y leyenda viva de nuestro pasatiempo.

El próximo 23 y 24 de Febrero una vez se nos va a desplegar como un lienzo en donde el calendario de juego nos va a dar fiel testimonio de lo que va suceder a lo largo y ancho de sus jornadas, cada año la afición, la prensa rinde homenaje con su cobertura a nuestra historia, a esos pedazos de nostalgia que en cada familia de la región sur del estado se han acuñado con las mil y un historia de los héroes que han llenado con sus hazañas los polvos del diamante galopado.

La edición 83 de la Liga Regional ha llegado, hay vientos de expectación, no como antaño, pero si con fiel lupa de los equipos que ya desde ahora centran su atención en El Valle, El Frisco y el Volcán de la Once, curiosamente atrás han quedado los episodios gloriosos del Asarco, Mineros, Sección 9, Furia gris, Duraplay, Mina Cabadeña, Coca Cola todos aquellos equipos que dieron campeonatos a la cabecera de zona y ahora por diferentes razones en Parral ya no existe esa efervescencia que provocaba formar trabucos, ahora son los demás los que procuran ir con más fuerza y empuje por el título.

El ojo curioso y analítico del aficionado va desde la esperanza de que las nuevas contrataciones sean buenas, que dentro de los que vienen venga un Zurdo Valdez, un Luis Carrillo, un Yaqui Ramírez, un Rubén Darío Sabori, lanzadores de calidad que apuntalen a la enorme chamacada que ya está lista para la fiesta grande, otros con ese desdén del que no va al estadio pero todo critica, son los profetas del fracaso, son los abogados del Diablo, son los que sabían de antemano que Parral no va a conquistar el título, como si jugara solo.

Talentos, Piluyo García y Venados del Tec complementan la competencia, no son favoritos, su misión es darle oportunidad a los jóvenes que nacieron a finales del siglo pasado o principios del presente, su fin es instruccional no campeonil, veremos sin lugar a dudas un Valente Chacón Baca con poca asistencia y a un José María Torres, una Caja de Cerillos y un Panamericano Pérez con gradas llenas, pletóricos de entusiasmo, con infinidad de fans atrás de la barda, conjugando pasado y presente con una simpática tradición.

Vaya pues mi granito de arena en agradecimiento a la Liga regional por llenar de letras mi pasión por el béisbol y rogando a los Dioses para que sea exitosa, que deje las bases claras para conformar un equipo competitivo, que los Managers y Directivos comprendan que más allá del título, están los Mineros, que si está el Frisco que dará todo de si por el tricampeonato, la Once quiere revivir viejas glorias y El valle quiere seguir siendo la mejor plaza, Parral ya es comparsa.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*