Estadio Almanza, un muladar

Chihuahua.– Como un “campo llanero” definen usuarios de la Ciudad Deportiva al estadio Manuel L. Almanza, que en dos meses será sede de la Olimpiada Nacional.

Aunque en la página oficial del magno evento deportivo se presenta un estadio con campos verdes, la realidad es totalmente distinta, pues son muchas las deficiencias que presenta este lugar, desde la zona de juego, pasando por las butacas, hasta vestidores y baños.

En primera instancia, el campo en el que se llevarán a cabo alrededor de 10 partidos de equipos de distintas universidades y estados se encuentra en malas condiciones. El outfield, o los jardines, no cuentan con césped, pues este sólo se mantiene en pequeñas áreas, siendo en su mayoría una zona árida, lo que expone a los jugadores a enfrentar lesiones y hasta espinas por el tipo de vegetación desértica que crece en los alrededores.

La malla ciclónica que divide la zona de juego y las gradas presenta feos agujeros que exponen a los espectadores a recibir algún pelotazo. Por otro lado los dugouts, que es como se conoce a las zonas donde permanecen la bancas de los equipos, presentan bastante suciedad y un aspecto deteriorado, aunado a la falta de luz y a las pésimas condiciones de vestidores y baños, mismos que se encuentran destruidos, descompuestos y muy sucios.

En la zona de gradas y espacios para el público general hay zonas donde fueron arrancadas las butacas en su totalidad, algunas otras donde se han reemplazado con sillas de escuelas; unas repintadas, otras no, y algunas se encuentran prácticamente en pedazos.

En general la falta de pintura y atención en este espacio deportivo es también evidente. Concreto desprendido, rayones y suciedad en general son parte de la primera impresión del sitio y su infraestructura.

Asimismo, los alrededores sirven como bodega e incluso ahí permanece basura y escombro que llega de otras partes de la Ciudad Deportiva.

Así pues, es evidente que el estadio L. Almanza actualmente no está apto para albergar una justa nacional, a pesar de que públicitariamente se haya maquillado su imagen.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*