MOSES WALKER, EL VERDADERO PRIMER NEGRO EN GRANDES LIGAS

Antes de Jackie Robinson hubo alguien más. Esta es la historia del verdadero primer jugador de color en el ‘show’.

Por Javier Sedano l @bambino_sedano

Este es el misterio detrás del primer jugador de color en Grandes Ligas

Los reflectores y el reconocimiento social siempre ha estado del lado de Jackie Robinson.

El hombre que rompió la barrera racial en el beisbol.

En 1947 jugando para los Dodgers de Brooklyn, el nativo de Connecticut, se habría convertido en el primer jugador de raza negra en estar en Ligas Mayores.

Sin embargo, la realidad tiene otra verdad, Robinson no fue el primero.

Fue a finales de 1880, cuando debutó con los Toledo Blue Stockings, Moses Fleetwood Walker, el verdadero primer jugador negro, en llegar a las Grandes Ligas.

Hijo de Moses y Carolina Walker, Fleetwood era considerado como uno de los mejores catchers de la nación en su época de colegial, en aquel entonces, los receptores carecían de protección.

Los Blue Stockings fueron su casa a partir de 1883 en la Liga del Noroeste, pero al año siguiente el equipo se unió a la American Association, considerada liga grande.

Debido a la severa discriminación racial, Walker recibía constantes muestras de rechazo por sus compañeros, los lanzadores ignoraban sus señas, provocándole lesiones por los pitcheos.

Participó solo 42 juegos, donde pegó 40 imparables. Su hermano, Weldy Walker, participó en seis.

Su retiro del beisbol se dio por motivo de los constantes conflictos donde se veía envuelto a raíz de su color de piel. A tal grado de que Ligas Mayores prohibió el ingreso a los negros.

Esta es la historia de Moses Fleetwood Walker, una historia dentro del diamante.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*