¿Y Si?

¿Y sí?

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

El domingo que concluyo la Liga Regional 2019, Temporada Ángel “ Bucky” Pérez, luego de una intensa jornada terminamos con insolación, agotados, cansados luego de una jornada matutina y vespertina pletórica de beisbol, de emociones a granel, de resucitar para luego morir, ver con gusto que una edición mas de la Liga mas antigua del estado había terminado bien, dejando la mesa puesta para el Estatal, ver con agrado que por chispazos y entradas apareció el pitcheo y elevar una plegaria de que nos vaya bien en el 19.

Tal vez seria la insolación deportiva de ver el Once de Julio, lleno, de ver el Panamericano Pérez a reventar, de no contar con bloqueador, de sufrir las consecuencias del cambio climático, de disfrutar junto con santabarbarinos y auríferos este agradable legado que nos dejaron nuestros ancestros, que me llego la fiebre, las articulaciones estaban a punto de un calambre, ante este cuadro clínico me llegaron las convulsiones propias de un golpe de calor que se me ocurrió: Y si?…

Dando una muestra de agradecimiento a todo lo que Santa Barbara, El Oro y también en El Valle han dado al beisbol de la Cuarta Zona…

Considerando que los Mineros ya anunciaron que jugaran los viernes, sábado y domingo…

Al ver prácticamente vacío los domingos el Estadio Parral, con una significativa baja en su afluencia…

Porque no pensar en el presente y mas en el futuro, programar con la autorización de la Asociación Estatal de Beisbol que los juegos del domingo de los Mineros de Parral se jueguen en la Caja de Cerillos, en el Panamericano Pérez y en el José María Torres, un domingo para cada sede, cada vez que se juegue de local.

Fácilmente sin temor a equivocarme cualquiera de los tres estadios anteriores se llenaría, tendría más taquilla, que las trágicas butacas dominicales del Estadio Parral, viviríamos con el ambiente nostálgico del siglo pasado, que dicho sea de paso no se ha perdido en las ciudades protagonistas de la Liga Regional.

Algunos verían con buenos ojos salir a El Valle, al Oro, a Santa y vivir como se vivió la final, salir un poco de la rutina, los residentes locales asistirían en las mismas cantidades que la final considerando que jamás se ha jugado partidos de Estatal en su localidad.

Otros señalarían con índice de fuego las carencias de los tres estadios, su precaria infraestructura, que se necesitaría mucha fuerza publica para prevenir un incidente, que los demás equipos pondrían obstáculos para jugar, los medios de comunicación estarían sin los elementos necesarios para trasmitir, habría mil piedras en el camino.

Cualquier observación es válida, esta idea tiene tintes febriles, guajiros, la insolación me provoca escribir cosas sin sentido, la temperatura alcanza los 38, 39 grados y lo que aquí se expresa es una utopía, pero como dijo Eduardo Galeano, escritor uruguayo: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.”

El Estatal y Parral que es lo que nos ocupa y preocupa deben encontrar la formula para que en primer lugar el rey de los deportes siga siendo el principal atractivo en el entretenimiento y esparcimiento, si la familia parralense ya tiene otros hábitos dominicales y en Santa, El Oro y El Valle todavía conservan esa efervescencia por el beisbol los domingos, pues aprovechémosla, aunque la utopía nos alcance.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*