Don Rafael Dominguez

EN 1898 LLEGO EL BEISBOL A PARRAL.

Fue Don Rafael Dominguez quien llevo al Sur de Chihuahua el beisbol a la IV zona de Parral, fue en 1898 cuando Don Rafael Dominguez.

El beisbol se inventó en 1839 en los Estados Unidos y después pasaron 59 años más para llegar el beisbol al Sur de Chihuahua a la zona de Parral.
En 1898 Rafael Dominguez llega a la zona de Parral de los Estados Unidos trayendo en sus maletas una verdadera caja de pandora, donde el tal vez nunca imagino que cargaba verdadera magia para cautivar o hechizar a los pobladores del Sur de Chihuahua.
En las maletas traía pelotas, guantes, bates, etc. Que cautivó plenamente a los Chihuahuenses, el historiador Prieto Quimper, en su libro «Parral de mis recuerdos » relata la llegada del béisbol en el Sur de Chihuahua.
En Parral se jugó por primera vez fue en los llanos de San Rafael, dentro de estos primeros juegos se cautivo y vuelve loco a los nuevos aficionados y peloteros del beisbol, entre carreras y golpes a la pelota se levanta una gran adrenalina al jugar las emociones suben hasta el cielo, los primeros jugadores fueron : Eduardo Esperon, José Esperon, Santos Molinar, Rafael Dominguez, Francisco Chavez Holguin, Juan Porras, Gabriel Garcia, Juan Balderrama y otros más, ellos fueron los primeros peloteros del béisbol en Chihuahua según la historia que tenemos registrada hasta nuestros tiempos, después de 118 años hasta nuestros tiempos desde 1898 a 2016 años, el Rey de los Deportes sigue de fiesta en el Estado de Chihuahua, los trabajos dentro del béisbol nunca han sido faciles, eso lo sabemos quienes amamos los deportes, un placer volver a sacar a la luz pública esta historia de deportes, ya que nací en una familia del béisbol y esto es un privilegio, ya que mi bisabuelos fue un propulsor de este deporte en sus inicios y mi abuelo un creador de canteras deportivas en jóvenes por varias decadas, esa es la gran importancia para mi.
Hace un momento hablando con José Salcido uno de los hijos de Domingo Salcido recolector e investigador de estas historias, la esencia del amor a la pelota caliente por nuestras familias.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*