NECESITAMOS SABER…

Carlos Romero

NECESITAMOS SABER….

Nadie, al menos que esté publicado y lo muestre, esperaba el resultado de México en los Panamericanos de Lima.
Nadie aquí en México.
Y es justo decirlo, en Jalisco, el pronóstico fue atinado arriba del 90 por ciento, cantaron 9 oros y esos tuvieron, cantaron 36 medallas y tuvieron 37. ¿Hubieron sorpresas?, claro, es parte de….
Pero en referencia a la delegación mexicana: 0 
Posdata de Cuba, puso antes del evento a México con 37 oros en tercer lugar, los antillanos fallaron en que Canadá sería segundos y que los mexicanos superarían a los brasileños, que estarían en cuarto y ponían a Cuba hasta el quinto con 31 oros.
Cuba fue quinto con 33 oros.
En México, ya ha sido un tema más que recurrente, Conade a través de Ana Guevara dijo que eran 19 oros y que no se podía esperar mucho de los atletas del País, por ello, ni promovió premios; a medio evento, el cuete le reventó en las manos.
Carlos Padilla, presidente del Comité Olímpico Mexicano, dijo un absurdo: nuestra intención es superar lo que se ha hecho anteriormente.
¿Qué significaba esto?, ¿superar Toronto 2015? ó ¿Guadalajara 2011?, nunca lo dijo, y cuando México rebasó las 21 de oro, declaró, “vamos por 26 ó 27”.
¿Por qué en Cuba y otras predicciones de Prensa Latina ponían a México en tercero y Conade en quinto, peleando no seguir en el sexto?
La respuesta es clara: no saben que pasa en nuestro deporte.
El problema (y lo publique un día antes de iniciar el evento), es que en Toronto 2015, la Conade solo le atinó al ¡36 por ciento de lo pronosticado!, ahora, se equivocaron solo por ¡18 medallas de oro!.
¿En manos de quien esta nuestro deporte que no son capaces de saber cuáles son las perspectivas de cada deportista?.
Digo, Conade no son 5 personas y una secretaria; Conade no hace además la contabilidad de las burbujas que emiten las olas de los mares de México, es decir: solo se dedican a esto.
Entonces sino sabes que esperar de cada atleta, ¿cómo planear una curva de rendimiento para que ese talento llegue a donde puede, incluso pensando en una medalla olímpica? 
Decía mi querido amigo Delmiro Bernal, el Padre del futbol americano en Jalisco, “es más importante saber que paso en la victoria que en el fracaso”.
México cuando triunfa difícilmente repite, porque NUNCA analizan y lo bueno se pierde con el paso de las semanas, meses y se convierte en una anécdota.
Por eso, muchos atletas cuando llegan a un pico alto, pocos son los que tienen continuidad, hay demasiados ejemplos.
Una y otra vez.
Urge, por un carajo señores, saber qué diablos paso en Lima.
Y en ese análisis no se trata de demeritar los triunfos sino de saber cuáles son nuestras fortalezas.
No son 10 mil los que fueron a Lima, son 450, por favor, sino pueden con esa cifra.
En serio: váyanse al carajo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*