Manuel Armendariz Chavez‎ 

Recordando a Don Antonio Villalobos el informador que entendió, la necesidad que tiene la gente de hablar y el derecho a que se le escuche

Antonio Villalobos Gutierrez A finales de la década de 1980, con ingenio y persistencia su inquietud lo llevó a ser comunicador; fue parte de la fundación de una revista, en cuyo esfuerzo participaron varios amantes de la crónica deportiva. Posteriormente incursionó como ejecutante de música del conjunto grupero Cessna.

.Para mediados de la década de 1990 intervino como reportero responsable de la información de la radiodifusora XHCPH la tremenda 96.9 fm, luego continuó en la radiodifusora XEJS y finalmente siguió su inquietud fundando un espacio en el canal 10 de televisión a través de la empresa CABLEMAS.

En todas sus correrías se significó por ejercer el periodismo social, que es un género informativo de moda, tendiente a ponerse al frente de causas humanitarias. Por eso Tony Villalobos expuso problemas y solicitó apoyo, para quien necesitaba resolver el conflicto que los aquejaba.

Uno de sus más leales amigos fue el periodista Eloy Morales Torres, quien relacionó a Tony Villalobos con: Políticos, literatos, actores, cantantes y caricaturistas. Entre ellos Ochoa, autor de la tira cómica del Heraldo de Chihuahua. Con quien Tony se identificó, por la forma de descubrir lo divertido de lo profano de la actividad humana.

Como el periodismo diario, es cosa de novedades claras y precisas, Tony Villalobos, pidió al caricaturista Ochoa, que le prestara al Perro Amarillo, porque siendo corriente, callejero y astuto, se metía a los barrios y a los callejones, olfateando el tema exclusivo del día para Tony Villalobos.

Antonio Villalobos Gutiérrez, al partir, deja la imagen del informador que entendió, la necesidad que tiene la gente de hablar y el derecho a que se le escuche y esto es… Libertad 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: