Hora Cero

La Hora Cero

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

“Parral tiene dos huecos: pitcheo y bateo… Parral tiene mucha suerte, siempre le sale todo a la hora cero”: Oscar Jasso

En todo lo que duro el sueño del Tetra, los Mineros tuvieron una constante: acechar a su presa, esperar el error y en el momento clave: atacar, vencer a su rival… cuando todo mundo creía que Parral estaba en el hoyo, los más variados personajes se ponían la casaca de héroe y la Furia Gris salía avante, el juego de conjunto prevalecía sobre la falta de bateo oportuno, sobre los titubeos del pitcheo y así se hilvanaron cuatro campeonatos consecutivos.

La copia más fiel al respecto sucedió el pasado viernes en el primero de la serie entre Mineros y Algodoneros, a pesar del sin hit ni carrera de Alfredo hasta la séptima, se percibía en el ambiente del Estadio Delicias que el partido no estaba en el congelador, Delicias que para enfrentar a Parral se pinta solo, aprovecho la falta de concentración de Ruiz luego de perder el Doble Cero para producir un rally de dos carreras y empatar el partido.

En la novena, luego de estar abajo en la cuenta con dos strikes y cero bolas, Rafita a la hora cero conecta un hit para impulsar a la Cuarta Zona a una ventaja mínima de 3 a 2… Parral empieza a tejer su victoria con actitudes clásicas de su gen histórico.

En el cierre de la novena, viene otra jugada de Hora Cero, de esas que el mago saca de la chistera: Emilio Guerrero entro a sentarse en un polvorín, a Alfredo luego de un error del jardinero izquierdo, lo releva el Juarense, para meternos en problemas, Emilio que no conoce la presión de un día soleado en la playa, con un out , casa llena, revira a primera y sorprende al corredor, para dar un martillazo seco y cruel a las aspiraciones de los Vencedores del Desierto de dejarnos en el terreno de juego, esa jugada es para mí la que definió el rumbo del partido.

Considerando que en esos momentos estaba la casa llena, un out, Beto Gutiérrez no estaba junto a la almohadilla cerrando al jugador, por lo tanto la jugada no podría realizarse sin la complicidad entre al mínimo, lanzador y primera base, en ocasiones interviene el receptor para marcar el inicio de la jugada, pero en el caso que nos ocupa, solo fueron Beto y Emilio, por propias palabras del Cachorro.

La jugada de los tiempos perdidos en el béisbol se ejecuta, cuando hay hombres en segunda  y primera mínimo o casa llena, el primera base se aleja para atrás con el fin de dar confianza al corredor de despegarse lo suficiente para ser víctima de la sorpresa, previamente al tener la casa llena, con un out, Emilio y Beto se pusieron de acuerdo para que después de la tercera pitcheada, Emilio sin voltear, con sincronía, iba a revirar a primera donde ya estaría Beto en posición para sacar chino al corredor, así lo hicieron y salió a la perfección, de no haber sido ejecutada, tal vez estaríamos hablando de una barrida de Delicias sobre la Cuarta Zona.

Parral quiere pero no puede entrar en ritmo, con la excepción de la Serie contra Madera; pitcheo y bateo no se ponen de acuerdo para ganar, al concluir el juego del viernes, al analizar la forma en que se ganó, las siete entradas un tercio de Alfredo, considere que la famosa hora cero volvía a los Mineros, que era la catapulta para empezar a hilvanar buenas actuaciones, pero no, hay que trabajar y trabajar, lo actual no es suficiente y ya se acaban las opciones para reforzar a la furiagris, tenemos que acostumbrarnos a sufrir por el resto de la temporada.

Hugo vs Delicias

1 Comentario

  1. gracias por permitirnos dar nuestro comentario: considero que los mineros aun no entran en ritmo falta mas entrenamiento en el bateo, generar mayor presion al pitcher contrario, recordemos como aqui se comenta el beisbol es un juego de estrategias, pues hay que empezar a ponerlas en circulacion con jugadas atrevidas pero efectivas. animo mineros esto esta agarrando vuelo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*