Beto al quite

beto manager

Beto al quite

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

En la presente temporada, incluyendo Liga Regional, la marca de la actual directiva del Comité Regional de Béisbol ha sido la decisión de tomar sentencias y resoluciones polémicas, que a la mayoría de los aficionados de la Cuarta Zona, no han sido de su agrado, ahora cuando todo mundo creía que el Plan B de Parga y su equipo en caso de que Jimmy Quintana no diera buenos resultados, seria llamar a Armando Guereca, para repetir la historia del 2011, cuando en plena temporada fue llamado a sustituir a El Mano Muñoz e hilvanara cuatro campeonatos como timonel de la Furia Gris.

Darle la confianza de Beto Gutiérrez y ratificarlo como Manager de los Mineros, atendiendo la sensible relación que el Comité tiene con el aficionado que ha abandonado las gradas del Estadio Parral, va a provocar un resentimiento mayor hacia el Comité que se verá reflejado en los comentarios que se vierten a lo largo y ancho de San Pancho del Oro, Santa Bárbara, El Valle y Parral, sin omitir las redes sociales, lo anterior es sin analizar la propuesta deportiva que Beto pretende darle a los Mineros.

Ya no son una, ni dos los fallos que el Comité ha realizado para designar o decidir reglas y acciones en el terreno de juego y todas han ido en contra de lo que esperaba la afición, son dictámenes, políticas que se ven salpicadas de improvisación, de falta de organización, de planeación, ahora desesperadamente se decide darle continuidad a Beto y la moneda está en el aire, vienen seis juegos en fila contra los Dorados, aduana difícil de pasar y con la obligación no tan solo de ganar sino de convencer.

Ahora atendiendo lo deportivo que a veces se nos olvida y pasa a segundo plano, se anteponen juicios por apatía, por desesperación, por falta de información y se cae en el canibalismo, en el insano sentimiento de predecir lo peor para los Mineros y en ese caos, la presión se acumula como si fuera olla presto.

Por segundo año consecutivo los asesores, los scouts de Parral han fallado, el equipo no muestra mejoría en la adquisición de nuevas caras que le den poder a la ofensiva  y profundidad en el pitcheo, Alfredo Ruiz representa desgraciadamente la falta de visión, ya que desde hace un año llego al béisbol de la Cuarta Zona y a pesar de sus facultades nadie fue capaz de explotarlas y darles la dimensión que ha tenido en la presente temporada.

Beto por su hiperactividad natural, y así lo demostró el fin de semana, va a cometer yerros y aciertos a granel, un viejo dicho  nos advierte que es preferible que te critiquen por lo que hiciste que por lo que dejaste de hacer, Beto va intentar todo y ese todo incluye detalles que en el momento en que las va a ejecutar, no nos imaginábamos que pudieran realizarse.

Es difícil cambiar la estructura de los Mineros 2016, llamar a más elementos es seguir cayendo en la improvisación, los que podrían ser llamados tienen el mismo perfil que los que actualmente militan, es preferible dejar al presente equipo y esperar que entre en ritmo, la base es buena solo falte que explote como sucedió el pasado domingo.

La principal misión de Beto en estos momentos es atender el aspecto mental, trabajar hasta el cansancio con el pitcheo y armar el rompecabezas que existe, fortalecer el vestidor, tratar de unir a los compañeros, incendiar la actitud innata de los Mineros que son aguerridos, que en plena cúspide de su tetra campeonato, ganaban con actitud, coraje y sudor juegos en la octava, novena entrada, si el equipo nos demuestra en esta nueva etapa, pundonor, entrega, sacrificio, actitud la gente podría regresar y creer nuevamente en su equipo, si no para el año que entra es urgente una reestructuración.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*