Hoy serán las honras fúnebres de Mike Orpinel

1A-REMEMBRANZA-OK-1-600x400

Marcos Merendon

Hoy se llevarán cabo las honras fúnebres de la leyenda de la crónica deportiva, Miguel “Mike” Orpinel Mendoza, a las 11:00 de la mañana en la Catedral de Guadalupe. Posteriormente será su cremación.

Ayer velado su cuerpo en la capilla de Funerales Loya, a donde cientos de personas acudieron para acompañar a los familiares en este triste momento; se podía ver como el lugar estaba abarrotado de dolientes y de coronas florales.

Hoy a las 11:00 de la mañana en la Catedral rendirán el último adiós para luego cremar su cuerpo.

Más de 66 años como cronista deportivo duró “Mike” Orpinel, entronizado en el Salón de la Fama del Deporte Chihuahuense. Recibió un reconocimiento por la Federación Mexicana de Cronistas Deportivos y el Salón de la Fama del Beisbol de esta ciudad. Nace la leyenda…

Con el fallecimiento de Miguel Orpinel el deporte está de luto; uno de los grandes de la crónica deportiva del estado; sin embargo, deja una trayectoria de más de 66 años.

Desde los 16 años “Mike” Orpinel, como se le conocía cariñosamente, comenzó a incursionar en el mundo de la radio en 1951; los anuncios en las transmisiones de basquetbol fueron la puerta que encontró para entrar en el mundo de la crónica deportiva. Así lo dijo en entrevista con El Sol de Parral el 23 de julio de 2017.

Gracias a que el locutor Jaime Alvídrez, le gustaba más jugar que transmitir, un año después se le abrió la oportunidad para comenzar las transmisiones en juegos de basquetbol, en lo que iba descubriendo el talento que tenía para la crónica.

Su carrera iba en ascenso y para 1953 emprendió un viaje con el historiador José “Pepe” Hicks, a la Ciudad de México para obtener su licencia y poder estar al frente de un micrófono en la radio.

En ese año el beisbol vio cómo la voz de “Mike” comenzó a describir y narrar los partidos, expandiendo su talento no sólo en el basquetbol, sino en el “diamante”, en donde finalmente se quedó.

En la entrevista recordó que las primeras canchas donde hizo sus “pininos” de la locución fue en la cancha Asarco, en basquetbol, y en el desaparecido campo de la Interobrebra “Marcos D. Fowler, en el beisbol.

Desde el 53 el timbre grueso que caracterizó su locución comenzó a ser parte del diario vivir de la afición parralense, quienes cada fin de semana escuchaban la crónica de la hoy leyenda Mike Orpinel.

Pero fue hasta el año 1960 cuando por primera vez pudo transmitir un juego de campeonato estatal de béisbol, cuando acudió a Delicias, donde dada la forma de narrar y la energía que ponía a cada una de sus palabras, causó que incrementara el gusto de la afición por escucharlo en la radio.

En 1995 recibió el premio “Fray Nano” otorgado por la Federación Mexicana de Cronistas Deportivos por sus 45 años de trayectoria, lo cual consideró como uno de sus más grandes galardones.

En 2000 se le propuso que participara para que fuera entronizado al Salón de la Fama del Deporte Chihuahuense; sin embargo, no aceptó.

Pero para 2001 se le inmortalizó en el Salón de la Fama del Beisbol Parralense, quedando en el edificio ubicado a un costado del vetusto estadio Valente Chacón Baca.

La voz del legendario Mike parecía que iba a desaparecer del mundo del deporte en 2010, cuando súbitamente anunció su retiro; se sentía cansado, mencionó que sólo participaría como apoyo en las transmisiones.

El retiro no duró mucho y casi de inmediato se reintegró a la radio para seguir narrando los partidos de beisbol.

En 2014, Salvador Hernández, voz oficial en español del equipo de Grandes Ligas, Rookies de Colorado, dio testimonio de la grandeza de “Mike” por haberle enseñado y guiado en su profesional carrera de cronista deportivo.

El 21 de mayo de 2014 participó para pertenecer al Salón de la Fama del Deporte Chihuahuense, en donde logró ser inmortalizado.

Para el 23 de mayo de 2015, el Comité Regional de Beisbol de la IV Zona, dio un homenaje al famoso comunicador por la trayectoria exitosa que había tenido en la crónica deportiva.

Orpinel trabajó en la XEJS y llegó a ser gerente por 25 años, mientras que duró 10 años en la XEAT. Fue jefe de personal, también duró 10 años en Radio Uno y a últimas fechas lo hacía nuevamente en la JS Digital.

Cada juego que narró lo fue impulsando como uno de los más grandes comentaristas que se ha tenido en la ciudad, y hoy con su muerte ver el nacimiento de una leyenda, quien siempre disfrutó su trabajo, al punto de aun después de los partidos seguir pensando en las estrategias, darles repasadas lo cual hacia que las personas fueran fieles oyentes de su crónica, hasta el último día antes de que falleciera. Descanse en Paz 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*