Impredecible

Festejo

Impredecible, unvorhersagbar, unpredicted, Imprevisível,
imprevedibile, 变幻莫测, непредсказуемый

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

Tratar de escribir las siguientes palabras para entender en el contexto que nos ocupa la palabra impredecible, es difícil, considerando que los Mineros de Parral una vez más, como así lo dice su ADN, nos mostraron a propios y extraños de que están hechos, así pasen las generaciones, así pasen los siglos los Mineros tienen la mística de ser ante todo una novena con pasta de campeón, enjundia de guerreros prehistóricos, actitud ante la adversidad, coraje por perseguir la victoria y humilde ante la victoria.

Una vez más se corona siendo equipo comodín, en una postemporada en donde nunca fue señalado como favorito, los Rojos se quedan en el camino, el Conchos rio que va para al norte, no pudo con el sur y el antiguo Paso del Norte, una vez más seguirá con el estigma de no ganar a su más antiguo rival.

Ahora nos brinda un fin de semana de ensueño, de alegrías compartidas, de reencuentros en las gradas, de asombro interminable, de comunión con nuestro pasado, un pináculo que llega al más hondo de nuestras raíces…

Parral con muchas debilidades que no fueron superiores a sus fortalezas, cuya principal virtud fue la unión, la oportuna entrega de estafetas en los momentos más difíciles, en relevos increíbles ante la lesión, cada uno de los peloteros fueron saliendo al telón del teatro al protagonizar su papel conforme fue transcurriendo no tan solo la final, toda la temporada. Leonel Martínez es designado el Jugador Más Valioso por sus dos salidas que dieron sustento a las reacciones de los Pica Piedra, pero atrás del coahuilense existen más héroes que uno a uno fue esculpiendo el cetro número 27 en la historia de la Cuarta Zona.

Ver a unos Indios de Juárez desesperados porque el tanque de la gasolina ya marcaba la reserva, angustiados luchaban por seguir vivos y regresar a Juárez para cargar más energía y poder sacar fuerzas de flaquezas para tratar de derrotar a los Mineros, sostuvieron hasta donde pudieron su adrenalina, el viernes fueron arrasados por el brazo de Leonel, el sábado los de la primera frontera del país con coraje por segunda vez, acabaron con el mejor pitcher de Parral, pero los menores de Parral, nuevamente sacaron la casta, el Kini como lo hizo ante Jiménez, Camargo y en la final enterró las aspiraciones de los aborígenes, el domingo Jorge Alvarado inicio la rebelión minera en una épica sexta entrada de campeonato.

Los Mineros edición 2017, fue un equipo impredecible, una novena que ante los huracanes, siempre se daba la oportunidad de resolver los problemas, nunca abandono la casa, así llegaran vientos de más de 90 millas, guardaba fuerzas para volver a contra atacar, solo los grandes responden a un sin hit ni carrera con perseverancia, consistencia que los han llevado a ser por mucho el mejor equipo de todos los tiempos en el Estatal de Mayores.

Vaya para ellos mi reconocimiento, a todos aquellos que con su granito de arena colaboraron para lograr el vigésimo séptimo banderín de su historia, queda para los anales de la historia, una vez más que Parral es Parral y así tenga cantidad de huecos, fallas, debilidades, a la hora cero por genética siempre tiene el arrojo ante los ojos atónitos de los demás testigos de las nueve zonas restantes que conforman el espectro estatal, de resolver una final, el problema es llegar, ya aparralados pues qué remedio se gana porque no gana el que quiere ganar, gana el que sabe ganar y la Cuarta Zona sabe perfectamente como hacerlo.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*