Falleció el Ing. Leonel Loya

1A-LEONEL-OK-600x400

Fallece el ingeniero Leonel Gildardo Loya, ex director del Instituto Tecnológico de Parral y de la Universidad Tecnológica de Parral. Fue una persona con mucha calidad humana, un ser muy querido entre su círculo de amigos; estaba en el municipio de Allende en una reunión con ex alumnos, cuando le sobrevino un infarto fulminante.

Fue el 6 de febrero de 1952 cuando nació el ingeniero Leonel Gildardo Loya, tenía 65 años, hace unas horas perdió la vida después de haber dado un discurso entre varios ex condiscípulos de la preparatoria.

Se casó con María Celia Ortiz Bailón, tuvo dos hijos, Gaby y Leonel; su hermano ingeniero Saúl Loya, señala que era un hombre formal, excelente y único hermano, un hijo ejemplar, un padre y esposo amoroso.

Externó que era un hombre con altos valores éticos que lo guiaron en todos los actos de su vida; también fue muy apreciado entre su círculo más cercanos; siempre se podía esperar de él un calor humano hacia todos sus colaboradores, amigos o compañeros.

“Siempre, cuando estábamos en eventos con personas, nos referíamos uno del otro como el hermano favorito; qué más puedo decir de él”, destacó el ingeniero Saúl Loya.

Destacó que su trayectoria en el Sector Educativo fue reconocida, fue director de los Institutos Tecnológicos de Zacatecas, Culiacán, Delicias (donde fue fundador); Parral, Juárez, Nuevo Casas Grandes, Tecnológico de Chihuahua I y II.

Fue también rector-fundador de las Universidades Tecnológicas de Parral y Juárez, y rector de la Universidad Tecnológica de Chihuahua I.

Lo más reciente fue su trabajo como director de Planeación del Cobach a nivel estatal y se encontraba retirado.

Uno de sus sobrinos, Saúl Eduardo Loya Rubio, le escribió un poema donde algunos de los párrafos decían a la letra: “Sensibilidad y don de gente son los tenantes que portan al brioso varón de corazón silente. Son justicia y compasión los blasones de su afán, coronados con tal decencia que al andar le vienen con cadencia”

“La lucha por la educación hace de aquel gallardo caballero un bravo adalid de la nación. En su lid, sea por destino o por cosecha del camino, nobles voluntades convergen a su vida. Con ellas, jamás trunca la adversidad bondades de su amistad, porque hay en su mesa un camino franco de andar”. Descanse en paz.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*