Pipo El Sordo 5 Octubre 2017

clientelismo

Pipo El Sordo 5 Octubre 2017

Ricardo Urquidi

Pipo El Sordo llega a la Plaza Principal y toma aire, la frescura del día, la llegada del otoño anuncia mañanas más agradables, no las sofocantes del verano, sus zapatos negros ya han perdido su color, sobre todo en las puntas por lo que decide darse un respiro,  aprovechar los innumerables puestos para bolear que hay en nuestra plaza de armas, no le importa, ni conoce de calidad de servicio, solo quiere uno que este desocupado para proseguir en su trabajo.

A la distancia ve uno que está desocupado y se dirige: “A cuanto la boleada?”, “25” se oye de una persona tosca, con tono de amargado, Pipo no hace caso y se sube, curiosamente en medio de los dos lugares hay un ejemplar  de El Sol fácil de ser consultado, al iniciar la limpieza con jabón de calabaza, llegan dos parroquianos  que ya pintan algunas canas, Pipo les calcula unos 50 años a cada uno, son Hormisdo y Cleofás, Pipo en su interior dice: “Que suerte, cinco minutos más tarde y no me estaría boleando”, mientras el aseador de calzado hace sus labores, Hormisdo comenta: “Andamos muy mal… el otro día muy cerca de aquí, el partido organizo un desayuno, vino el dirigente estatal, invitaron a todos, no cabía la gente…”, Cleofás interrumpe: “Y cuál es el problema?”, “Pues dicen que en la política la forma es el fondo…No?”, Hormisdo pide la aprobación de su compañero de platica, “Pues si”, afirma su compañero de partido, “Como es posible que lo hagan en un negocio cuyo dueño ha sido señalado por la autoridad como uno de los prestanombres de nuestro ex gobernador?… que mensaje queremos mandar a la ciudadanía, al elector?”.

Sereno Cleofás quiere ser afín a las ideas de su amigo: “Independientemente del proceso judicial que se le está aplicando no tan solo a nuestro ex gobernador, sino a todos los ex funcionarios públicos involucrados en los expedientes, ya existe una sentencia popular cuyo veredicto ha sido culpable y la dirigencia local avalada por la estatal, impregnada de ex funcionarios  de la pasada administración estatal, convoca al priismo local a cerrar filas para el próximo proceso electoral apostando a la amnesia, a la disciplina partidaria?”, Hormisdo va mas allá: “A que le apostamos?… a reunirnos por un desayuno?… a seguir con morbo los procesos judiciales?… a comprar votos con una despensa de por medio?… a ofrecer al electorado las mismas fórmulas que nos han llevado al desprestigio?… a ser primero institucionales que revolucionarios?… a mandar el mensaje de que puedes delinquir y no te va pasar nada gracias a tu afiliación partidista?…”, tanto Pipo como el lustrador de zapatos fingen ser ajenos a la plática pero las palabras de Hormisdo resuenan en sus oídos.

Animado por los conceptos de quien comparte sus ideas políticas, Cleofás señala con índice de fuego: “Hay grupúsculos que ya se apoderaron del partido, quieren seguir vigentes en vez de tener vergüenza y dar un paso al lado para que vengan a dar otros una cara nueva al partido… no están conscientes de que aun en el 18 vamos a pagar las consecuencias de la pasada administración, en las urnas la pésima gestión de Peña Nieto se va a reflejar y al igual que a todos los partidos nos van a cobrar las conductas aberrantes por no ser solidarios con las víctimas de los sismos”, el pronóstico es brutal desde la óptica de Cleofás.

“La descomposición del partido es preocupante, vamos a sobrevivir no por nuestros aciertos, estaremos vigentes por los errores de nuestros adversarios políticos… ya ves a Corral, ya invento su corralandia, el estado está muy bien, vamos por el camino indicado, hay ahorros, la violencia es entre grupos criminales no debemos preocuparnos, que se maten entre ellos, cual es el problema?… ya la democracia en Chihuahua, en México es quien tenga la mayor capacidad de manipulación social, de dar más despensas, de aprovechar la pobreza, la marginación, los bajos índices de educación que existen…” remata Hormisdo, ante el silencio de Pipo.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*