La Llave

La Llave

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

En la presenta Postemporada de las Grandes Ligas y con antecedentes históricos, la mejor combinación que tengan los equipos en segunda y short stop, ha sido una de las claves para que los equipos contendientes ganen la Serie Mundial.

Cabe recordar a Bill Russell y Dave López con los Dodgers en los 70´s y 80´s, ha Mark Lempke y Rafael Belliard con los Bravos de Atlanta a principios de los 90’s, Chuck Knoblauch y Greg Gane con los Mellizos en los 90´s, Roberto Alomar y Tony Fernández con los Azulejos, en fin han sido muchas y muy buenas combinaciones que nos dicen que para armar una novena que pretenda ganar el Clásico de Otoño por ahí se debe empezar.

En el presente año, hay tres equipos de los cuatro que pueden llegar que tienen la perfecta mezcla, primero los actuales campeones los Cachorros con el puertorriqueño: Javier Báez y Addison Russell, los Yankees: Didi Gregorius y Starling Castro y los Astros de Houston: Carlos Correa y José Altuve, los Dodgers no han logrado darle a Corey Seager un compañero al lado de su misma calidad.

Cuando cualquiera de las llaves, amén de ser excelentes fildeadores,  batea es un hándicap a favor que lo catapulta en el peor de los casos a ganar un partido o en el caso que nos ocupa ganar la Serie Mundial.

La novena que lleva la ventaja es sin lugar a dudas los Astros que gracias a Altuve y Correa se han convertido en serios favoritos a llegar al Clásico de Otoño, la dupla de los Cachorros no se queda atrás ya con la experiencia del año pasado, los que están hambrientos de demostrar porque los llamaron para cubrir los huecos de Jeter y Canó, son Didi y Starling.

Claro que  además de lo anterior, los equipos deben de contar con un líder dentro del terreno de juego y los vestidores, hay dos equipos que sin lugar a dudas lo tienen: Cachorros con Anthony Rizzo y Astros con José Altuve, los Dodgers no lo tienen al igual que los Yankees, que luego desde que se fuera el Capitán. Derek Jeter, no han encontrado quien recoja la pesada estafeta.

Habrá peloteros que al llegar Octubre se sublimen, que vean en el mes de las lunas la ocasión ideal para consagrarse y ver cristalizados sus sueños, de esos hay muchos e inolvidables historias que los rodean, este año hay muchos prospectos, uno de ellos Justin Turner, un jugador desechado por los Rojos, los Orioles y Mets y que con los angelinos ha tenido la mejor temporada de su vida.

O Todd Frazier de origen escoces, quien en 1998 jugara la Serie Mundial de Ligas Pequeñas Williamsport..

En cada pelotero hay detrás de él, una historia que lo motiva extradeportivamente a llegar al cenit y es precisamente Octubre dónde sacan lo mejor de sí para deleitarnos con su talento, solo los que tienen más hambre de gloria, mejor actitud, más coraje para soportar la más adversa situación, los que llegan al final del montículo y corren al montículo a festejar…

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*