“Estadios de beis: centros de alcoholización”: Patricio Martinez

El Sol de Parral

    Los estadios de beisbol deben retomar su vocación familiar, asegura el ex gobernador Patricio Martínez García, quien lamentó que se estén utilizando como centros de alcoholización; además de alertar que no se les está invirtiendo en su mantenimiento.

    Después de que durante su sexenio al frente del Gobierno Estatal se construyeron una serie de estadios de beisbol en toda la entidad, pasados dos sexenios el contador Patricio Martínez hace una evaluación de la situación en la que se encuentran y lamenta que se haya olvidado el fin para el que fueron construidos.

    Enfático dijo: los estadios se están utilizando como cantinas para beneficio de una cervecera o un comité. Éstos no se construyeron para vender cerveza; se hicieron para que las familias fueran al beisbol y no que se convirtiera en una cantina.

    El Senador de la República recordó que, en el caso de Parral, el ambiente que se tenía en el antiguo “Valente Chacón Baca”, el cual impedía que asistieran las familias; recordó cómo la “porra brava” hacia expresiones que calificó de folclóricas y con ello se impedía que las mujeres y los niños pudieran asistir.

    Esa fase ya se superó, pero dijo que se deben tener más alta las miras. Sin embargo, considera que a tres sexenios de distancia no se le ha aportado mucho en la operación de los estadios  y eso se puede verificar.

    Martínez García recordó cómo al inicio se logró el objetivo que era hacer de los estadios un centro familiar, pero conforme han pasado los años no se han ido actualizando. Comparó este descuido como el que se comete cuando se hace una carretera y nunca más le da mantenimiento.

    El entrevistado subrayó que en los estadios de beis se debe dar mantenimiento, más cuando hay juegos en forma permanente y el uso de los recursos que se generen debe aplicarse a mejoras y mantenimiento, lo que no se ha hecho.

    Mencionó como como ejemplo los baños de los estadios; aceptó que fueron mal diseñados de origen y lo justificó aduciendo que no se tenía la experiencia de cómo iba a funcionar.

    Con el paso del tiempo, los baños para mujeres no se les han hecho modificaciones, están superados. Al principio no se sabía cuántas mujeres podrían asistirían a un estadio y hoy es evidente que requieren adecuaciones las cuales no han hecho.

    Martínez refrendó su rechazo a que los estadios se conviertan en centros de alcoholización de la población; El beisbol no puede depender de vender mucha cerveza u otros alcoholes.

    De igual forma, fue tajante al mencionar que a estas alturas el Gobierno del Estado no tiene por qué  pagar la energía eléctrica de los juegos; tampoco la jardinería ni el fertilizante del césped. Y sí, en cambio, este debe estar en perfectas condiciones.

    “Hay estadios donde dan pena las condiciones en que se encuentra el césped, no han sido capaces de mantenerlo en buenas condiciones, como la debe tener un estadio de alto nivel”.

    Finalizó diciendo que los ingresos que generan con motivo de la operación de los estadios, deben utilizarse en el mantenimiento y mejoras; se debe regresar lo que generan y no solamente estar ordeñándolos.

    Sé el primero en comentar

    Dejar una contestacion

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


    *