Eddie Feigner, el más grande lanzador de softball

Eddie Feigner, quien durante 60 años viajó por el mundo con su equipo de softball integrado por cuatro jugadores (Lanzador, receptor, primera base y campo corto), con un lanzamiento promedio de 100 kilómetros por hora que azotaron incluso al Salón de la Fama de Grandes Ligas, Willie Mays y otros 141,516 bateadores.

Similar a los Trotamundos de Harlem, “El Rey y su Corte”, como se llamaba el equipo de Eddie Feigner, jugó más de 10,000 partidos de softball. El récord de Feigner a lo largo de su carrera fue de 9,743 victorias, 141,517 ponches, 930 no-hitters y 238 juegos perfectos. Lanzaba más de 100 partidos por año ganó cerca del 95% de ellos.

Su recta alcanzaba las 114 millas. El récord para el béisbol profesional de Grandes Ligas es de 103 millas.

Uno de los bateadores que enfrentó a Feigner describió la experiencia de esta manera al periódico El Sentinela de Orlando: “Estaba esperando el lanzamiento, escuché un sonido y el catcher le devolvió la bola. Fue increíble. No hubo forma de separar el bate de mi hombro antes que la bola llegara. No se como alguien puede batearle a este tipo”. En ese momento Feigner tenía 59 años de edad.

Varios equipos de Grandes Ligas le ofertaron para lanzar béisbol por debajo del brazo pero los rechazó a todos. En 1967, en un partido de exhibición en el Dodger Estadium de Los Ángeles Feigner enfrentó una alineación que incluía a seis Grandes Ligas, cinco de los cuales después pasarían a residir en el Salón de la Fama de

Cooperstown, ponchándolos a los seis. Estos fueron Willie Mays, Roberto Clemente, Brooks Robinson, Willie McCovey, Maury Wills y Harmon Killebrew.

El Washington Post lo llamó el más grande lanzador de softball de todos los tiempos.

En 1972, Sports Illustrated proclamó a Feigner, quien lanzó 238 juegos perfectos, el atleta más subestimado de su tiempo.

En 2000, la misma revista clasificó el Rey y su Corte como octavo mejor equipo del siglo 20 de los Estados Unidos. En 2002, ESPN.com listó a Feigner como uno de los 10 mejores lanzadores en una lista que incluye a Walter Johnson y Sandy Koufax.

En la década de 1940, cuando innumerables pueblos pequeños tenían ligas de softbol, el Rey y su corte fue uno entre muchos. En el 1960, Feigner era el mandamás y generaba unos US$100,000 por mes en un momento en que las estrellas de béisbol ganaban 100,000 dólares al año.

Eddie lanzó a lo largo de 55 años y se retiró en el 2000 al sufrir un derrame cerebral. Nació en Walla, Washington, el 25 de marzo de 1925, su verdadero nombre era Myrle Vernon King y falleció el 9 de febrero de 2007 a los 81 años.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*