Curso Rápido

Curso Rápido

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

Cada vez que la vida nos ha dado la oportunidad de viajar al extranjero o bien en el país a cubrir eventos deportivos, la gira en mención se convierte en un curso rápido de periodismo, en donde gracias a la convivencia, la observación, en un periplo de tres días o una semana, así como los médicos, los ingenieros, los abogados que asisten a los congresos, uno aprende en un tiempo corto todas las novedades, no tan solo de información, de rumores, de anécdotas, de buen periodismo, de vicios en la práctica de solicitudes de acreditación de prensa que se dan a lo largo y ancho del mundo periódico deportivo.

Como en la década de los 90´s, al llegar a cubrir una serie de Grandes Ligas, con todo respeto y tacto, te dan un tour por el estadio, dándote a conocer hasta donde abarca tu licencia de prensa, saber que no puedes pedir autógrafos a los peloteros en tu estancia, so pena que te retiren tu pase de prensa.

Conocer las reglas no escritas que se deben guardan en la sala de prensa, con todo tacto, oír el consejo de Juan Vene en Nueva York, recriminándome mis expresiones de júbilo o aprobación en torno a las jugadas que estaba presenciando: “Aquí no puedes expresarte ni a favor ni en contra de un equipo, debes ser neutral”.

Estar en la sala de prensa, recibir la atención del personal, que te traen hasta tu espacio, botanas, refrescos, comida, que con un atento: “Esta Bien?”, llenan la sala de satisfacción, aunado a ello el intercambio de información entre colegas: “ este pelotero en esta circunstancia hizo, esto, en esta serie, la decisión estuvo a cargo de quien, este pelotero es un ególatra, este beisbolista es un caballero en toda la expresión”.

Ver el avance de las tecnologías en la trasmisión de información, antes salas de prensa llenas de computadores, ahora con periodistas con su lap top, con conexión en campo, enviando la información al momento por medios de las redes sociales, no como antes que salía uno disparado a  redactar y luego subir a rotativa, ahora con un solo apretón en el teclado luego de adjuntar archivos, nota, foto en un abrir y cerrar de ojos se envía todas las incidencias del terreno de juego.

Todo ellos se aprende y se asimila hacia nuevos horizontes cada vez que vamos a Estados Unidos, a cubrir los eventos por grandes y pequeños que sean, ya sean en el Estatal, nivel nacional o extranjero.

Conocer en persona a las personalidades mundiales del ámbito de la crónica deportiva, ver en sus expresiones, su humildad, su accesibilidad, su sencillez o decepcionarse con la altivez, con el desdén a lo que en su oportunidad ellos pasaron por su carrera y ahora hacen a un lado.

Conocer la logística en torno a la prensa, la forma de trabajar, actuar de los compañeros de otros países, su visión, su profesionalismo, las vicisitudes por las que se pasa para elaborar la información en su país de origen, luego de todo lo anterior sopesar lo bueno, lo malo y tratar de asimilar en un curso rápido que nos brinda salir del terruño y experimentar con un aire fresco nuevas etapas en nuestra vida profesional.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*