Pipo El Sordo 17 Marzo 2018

Pipo El Sordo17 Marzo 2018

Ricardo Urquidi

“En estas épocas de campañas electorales es cuando más nos enteramos de todo el cochinero… por atacar al rival, se dan a conocer los actos de corrupción que en el pasado han realizado los ahora candidatos y es cuando nos damos cuenta de toda la impunidad que arrastran y no tan solo eso: ante el ataque, la denostación hacia el rival político, la autoridad no actúa, no hay denuncias formales ante la Fiscalía, la Procuraduría y ellos tan campantes en la escena política”, Pipo está atento a la plática está en un café parado observando como dos comensales comentan sobre la realidad política del país.

Por un lado Leobino de profesión agricultor del lado de Torreoncillos y en frente Sisebuto de Ciénega de Ceniceros, los dos se encontraron en la Camionera, los dos llegaron a Parral con el fin de tramitar sus actas de nacimiento, requisito indispensable para los programas de apoyo al campo, Sisebuto retoma su coraje social, “Yo nomas quiero imaginarme un Gobierno Federal, un Congreso de la Nación, un Senado sin todos los vividores que han brincado de un puesto a otro en los últimos tres sexenios, ya sean priistas, panistas o perredistas”, puntualiza el de Torreoncillos.

Sisebuto, agrega: “Ese es el gran miedo que tienen, que van a dejar de mamar la ubre… si nosotros que somos del campo lo entendemos, ahora la gente leída con más razón, es mentira que nos vamos al socialismo, que vamos a convertirnos en otra Venezuela, el miedo verdadero es ya no disfrutar las viandas, los viajes, los bonos, no vivir en la impunidad, no disfrutar los frutos de la corrupción”, de tajo Sisebuto trata de escudriñar en los verdaderos motivos que reina en los mensajes que nos trasmiten las campañas.

“Lo más grave… por andar encampañados, descuidan su trabajo, ahí está el Gobernador de gira por todo el país, con su caravana de la justicia… y los problemas del estado?… dónde quedan?… ya prácticamente es un volado transitar por las carreteras de noche… a rio revuelto ganancia de malandros, el estado está quebrado y se ponen a retar al Gobierno Federal, a dar a conocer su propia podredumbre política, a desviar la atención de los verdaderos problemas que tenemos”, destaca Leobino.

Pipo ante la pausa y olvidando su natural timidez interviene: “Hay una campaña nacional de que al momento de llegar la última semana previa a la votación, los indecisos, la tercera fuerza  política que este en esos momentos, vote por la segunda mejor colocada en las encuestas, para que el que esta liderando no llegue o sea López Obrador que una y otra vez los ha amenazado con quitarles su privilegios”.

De inmediato Leobino reacciona: “O sea que todos los rateros que ahora están se van a unir?, pero si ya entre todos nos dijeron que todos son unos rateros… quieren que llegue el ratero más carismático?”, Pipo agrega: “ Si el día de la votación la diferencia entre los dos primeros es del 3 al 4 por ciento, van hacer el fraude del algoritmo, el mismo con el cual acusan al sistema político de haberlo implementado hace seis años para que ganara Peña Nieto”, Sisebuto y Leobino se quedan tiesos ante la perspectiva de Pipo y solo les alcanza a darle un sorbo al café.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*