Bombardeo Tricolor

Bombardeo Tricolor

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

Falta poco para que se dé el silbatazo inicial de Rusia 2018, por primera vez en ancestrales tiempos, la squadra azurra no va a estar al igual que la Naranja Mecanica, Argentina estuvo a punto de ser eliminada, por primera vez Panamá va a un Mundial y por bondades de la CONCACAF, México nuevamente va tras el mentado quinto partido.

El bombardeo es intermitente, nuevamente observamos a seleccionados en comerciales, los espacios deportivos nos dan información de las sedes, de las tradiciones, orígenes, comida, artesanías, historia, economía del país anfitrión, estamos en pleno curso rápido de lo que ha sido, es y será Rusia.

En fin no ha cambiado nada en el firmamento, ni los sketches idiotas, absurdos de los comediantes que dan otro giro a las coberturas mundialistas, los análisis ya cansan por ser repetitivos, es increíble la capacidad de los agoreros de la selección para cantinflear en torno al TRI, decir lo mismo, bajo las mil y unas ópticas, las agencias de viajes sabedoras de que México es uno de los países que más aporta aficionados a los mundiales, tienen los paquetes con precios dignos de un jeque árabe.

Mientras tanto la selección nuevamente se prepara en Estados Unidos, nuevamente hay una despedida en el Azteca y en todo este resumen, no hay nada que nos indique que podemos llegar al quinto partido, porque pensar en ser campeones es una utopía, es como creer que los partidos políticos no van hacer fraude el próximo 1 de Julio, los directivos siguen el mismo guion de los anteriores mundiales, no se han salido ni un ápice y bajo este razonamiento: Como quieren obtener mejores o diferentes resultados?.

Osorio la catarsis de todas nuestras frustraciones sigue empecinado con su sistema de rotaciones, en todo el proceso no ha alineado una sola oncena igual, quien sabe cuántos?, ya perdimos la cuenta de cuantos ha convocado y si nos vamos a cuestiones emocionales, ese patrón solo tiene una explicación: No les tiene confianza…, cuando usted es el encargado de una empresa, proyecto y ve a un elemento que le llene el ojo, no lo deja descansar, lo acomoda donde es bueno, Osorio declara que ya tiene siete consolidados y que tiene dudas en cuatro,  pero no sabemos cuáles son los siete, se puede asegurar sin temor a equivocarse que esos supuestos siete no han jugado juntos.

A pesar de la cantidad de convocados jugando en el extranjero, a pesar del argumento de que esta es la mejor generación de futbolistas que ha dado México, no veo a alguien que le llegue a los talones a Hugo Sánchez y Rafa Márquez, de los 25 no hay ninguno con la etiqueta de crack, hace cuatro años se inflo a Chicharito, ahora es a Irving Lozano, ninguno tiene los palmares del Hugo y Rafa, no creo que esta generación supere a la del Mundial Estados Unidos 94, para mí la mejor que se ha formado para un Mundial, para ganarle a Alemania, a España, a Brasil en una final, se necesitan 11: Hugos y Rafas, no los tenemos.

Así que por favor, vayan haciéndose a la idea que viene una, ya no digamos decepción, viene una cachetada para despertar a los ilusos de la realidad, afortunadamente, considero, ya no son tantos los enajenados que piensan que podemos ser campeones, ya no caen en la manipulación de las cadenas televisivas, ya hay más voces en el espectro que nos dicen que el futbol mexicano es mediocre en su concepción, promoción, difusión, capacitación, estrategia, dirección y sobre todo a nivel selección.

Si México llega al quinto partido no es porque se estructuro un proceso,  que se hicieron cosas diferentes, que el sistema de rotaciones de Osorio es ideal para la mentalidad del mexicano, que México es vanguardia a nivel mundial, que somos la nueva naranja mecánica de Rinus Michels, que tenemos a los mejores futbolistas de la historia, si ganamos será circunstancial, como el burro que toco la flauta, en lo único que si vamos a ganar y ser noticia a nivel mundial en Rusia 2018, es con el grito homofóbico que nos distingue y nos denigra.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*