Pipo El Sordo 14 Abril 2018

Pipo El Sordo 14 Abril 2018

Ricardo Urquidi

Pipo El Sordo está indeciso en llamar a Valentina, tiene una propuesta y sabe que solo debe tomarla con la aprobación de su querida esposa, después de la presión por dar una respuesta se decide: “Me compran todos los periódicos y me dan 500 pesos por acompañarlo a Chihuahua”, “Quinientos pesos?”, “Si solo por acompañarlo… como la ves?”, “Y regresas hoy?”, “Si en la noche”, Pipo sabe que el silencio que se escucha es porque Valentina está tomando la decisión, “Ve pues con una condición… que los 500 pesos que te van a dar compremos la vajilla que me gusto… Si?”, Pipo no la piensa más y le dice Sí.

Pipo va con Barnasufio dueño de una refaccionaria local, con la urgencia de proveer a un particular una autoparte que solo en Chihuahua esta en existencia, en el camino platican tratando de evitar el mal estado de la Vía Corta, señal inequívoca de lo mal administrado que están nuestros impuestos, la carretera está en constante mantenimiento gracias a la mala calidad de los trabajos que en el pasado se han realizado, con incertidumbre pasan por el tramo en donde han sucedido los robos a autos sin que la autoridad haga algo al respecto.

Al llegar a Chihuahua Capital y ya con el pedido arriba de la camioneta, con viáticos en el bolsillo Barnasufio invita a comer a Pipo: “Vamos a la Embajada de Parral en Chihuahua”, sentencia el chofer de la travesía sin importarle los gustos de Pipo, “Hay embajada de Parral aquí?”, “Si se llama PAM PAM”, Pipo le llama la atención la ocurrencia de su compañero de viaje y con curiosidad desea conocer donde se asientan los poderes de la Capital del Mundo en la Capital del Estado.

Al llegar los recibe con una amplia sonrisa Pirrin Méndez, “Que dice mi Parral?”, pregunta a el excelentísimo embajador plenipotenciario, “Igual en Parralito Llovedor solo cambia la fecha”, ante la ocurrencia de Barna como le dice Pirrin comienza la plática, “Pues a mí me da uno de salpicón y otro de winnies con asadero… y tu Pipo?”, luego de consultar con el menú Pipo para no errarle pide uno de puerco con asadero y otro de chile relleno, “Oiga Pirrin donde están los cuadros de Cesar Duarte?”, “Pues muy sutilmente me obligaron a quitarlos”, “Como estuvo eso?”, “Pues varias dependencias de gobierno, me llamaron, diciéndome que si no quitaba los cuadros, ya no me iban a consumirme”, “Deveras?, no me miente?”, “Si es cierto, yo los tenia por el hecho histórico de que un parralense había llegado a la gubernatura, pero ellos no lo vieron así y pues los tuve que quitar”, Pipo no da crédito a lo que está escuchando mientras su paladar disfruta el sazón de Pirrin.

“Tiempos son tiempos”, expresa Barna ante los hechos, “Pues hay que ser positivos Pirrin, que tal si le mandan salubridad y le cierran… porque si fueron capaces de amenazarlo, fácilmente le mandan funcionarios y la latan que le iban a dar”, “Pues si”, señala Pirrin, “Pues si el día de mañana intentan cerrarle, yo me comprometo a organizar una delegación de parralenses y venir a Chihuahua para impedir que nuestra embajada se cierre… que culpa tenemos nosotros de la antipatía que el Gobernador tiene por Cesar Duarte?”, Pipo apoya las palabras de Barna y se deleita con los cuadros de fotos antiguas que brevemente a través de las imágenes nos dan cuenta de la historia de nuestro querido Parral.

Luego de pagar, preguntar Pirrin como pintan los Mineros para este año, preguntar por el teleférico, preguntar por los polvos de la Madre Celestina, los visitantes se despiden tomando rumbo para Parral, ya con el atardecer a cuestas por el rumbo de Zapien, recordando a los soldados norteamericanos que están sepultados en Santa Cruz de Villegas, llegan a Parral y Barna lleva a Pipo a tomar el camión, no sin antes pagarle los 500 pesos prometidos por servir de acompañante en una travesía que no debe ser peligrosa pero debido a la desatención de nuestras autoridades hacia la problemática de la inseguridad ya es un riesgo transitar por la Vía Corta.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*