Martín Loera, el atleta que más brilla para Chihuahua en Olimpiada Nacional

Se despide con el título en 200 metros y subcampeonato en relevo 4X400; Priscila Luna logra plata en salto de altura categoría Juvenil Menor.

El velocista Martín Loera fue el atleta que mayor número de medallas doradas aportó a la delegación chihuahuense de atletismo en la Olimpiada Nacional y su despedida no pudo ser de otra manera más que en lo alto del podio.

El velocista juarense obtuvo el título de la categoría Juvenil Menor en 200 metros planos, prueba en la que además impuso nuevo récord del certamen con 21.18 segundos, borrando el 21.44 del yucateco Moroni Rubio Navarro.

Para Martín las enseñanzas son muchas tras su tercera participación en Olimpiada Nacional e igual de valiosas que los logros.

“Me voy muy contento y satisfecho con el 200, el 100 quiero mejorarlo bastante, ganar aquí es una motivación muy grande para seguir entrenando muy duro, a echarle más ganas a la preparación y a seguir mejorando todo lo que pueda, lo que esté en mis manos y atender las instrucciones de mi entrenador”.

Fue precisamente Martín quien abrió la cosecha de oros para Chihuahua en la justa dentro de los 100 metros, al que además del oro en 200 metros se sumó este día la plata en el relevo 4X400.

“Estoy muy contento, desde el inicio arranque bien, todo salió como lo planificaron mis entrenadores, lo importante fue que no se presentaron lesiones a lo largo del año y eso me hizo llegar con mayor confianza a esta olimpiada”.

Los triunfos cobran mayor relevancia sobre todo porque cada vez está más cerca la posibilidad de representar a México en los Juegos Olímpicos de la Juventud y hay que hacerlo bien, de la mejor manera, buscando el mejor resultado posible.

“Estoy preseleccionado en 100 y 200 metros para Argentina, esperemos que no se complique nada, y podamos estar ahí, aún falta competencias y hay que seguirlo haciendo igual de bien que aquí”.

Por lo pronto, la marca conseguida en Olimpiada Nacional le garantiza momentáneamente el segundo lugar continental en los 200 metros esperando solamente el 1 de julio, fecha en la que se publicará la lista definitiva de seleccionados que asistirán a la justa olímpica.

“Subí al segundo en 200 y en 100 metros estoy sexto, así que hay que seguir bajando tiempos para asegurar definitivamente nuestro lugar, viene el Campeonato de Primera Fuerza la semana próxima en Monterrey y todo dependerá de los eventos que planifique mi entrenador en base a su programa”, concluyó.

Medalla con dedicatoria especial. Priscila Luna logra plata en salto de altura categoría Juvenil Menor

El 2017 trajo consigo un capítulo complicado en la vida de Priscila Luna, quien a un día de viajar a Morelos para participar en la Olimpiada Nacional de ese año experimentó una situación difícil de asimilar para un ser humano y aún más para una joven de 16 años.

Una persona muy especial, con un rol importante en su vida se había marchado, pero la saltadora de altura tenía que cumplir con un compromiso personal y deportivo, segura de que ella hubiese deseado verla triunfar como deportista.

“La vida sigue, a mi abuelita le hubiera encantado verme hacerlo por ella y hacerlo bien”.

Una vez en el podio de ganadores en la prueba de salto de altura en la categoría Juvenil Menor, la deportista de 17 años asegura que los recuerdos a su lado se apoderan de su mente, por lo que esta medalla va dedicada a ella.

“Por la mente pasa todo lo que hemos pasado y lo que tenemos hoy, se la debía a ella, se la cuelgo a ella porque fue parte importante”.

Los recuerdos de esa Olimpiada Nacional también llegan a la mente.

“En ese momento intenté que me motivara, pero al final me debilitó y no pude, ahora que estoy más fuerte y madura lo he tomado como motivación, el 90 por ciento es mente entonces no hay más que creer en uno mismo, con mucha confianza y autoestima, darlo todo con el corazón y disfrutar lo que más amo”.

Priscila ha regresado al podio después de conseguirlo en 2016, en un deporte que comenzó a practicar a los cinco años.

“Mucho orgullo, mucha felicidad, mucho agradecimiento, el mejor equipo fue Dios y yo y ahora vamos por más el siguiente año, nos quedamos con ganas de más, pero siempre orgullosas y agradecidas de lo que tenemos”

La joven saltadora no se conforma y asegura que seguirá preparándose hasta que el oro cuelgue en su pecho.

“Siento que di todo, pero me creo capaz de más, vamos por más pero ahora me siento agradecida”.

Además de su desempeño en las áreas de competencia, Priscila desea contribuir con conocimientos al desarrollo del deporte mexicano, pues su objetivo es estudiar Nutrición y Psicología Deportiva, ya que considera que es algo que requieren en mayor medida los atletas y que en México carece de atención.

“Considero que un nutriólogo y un psicólogo es lo que más relevancia tiene en un atleta, creo que con más gente preparada que atienda la mente deportiva podemos crecer más en los comités y en las estructuras del deporte”, concluyó

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*