Por fin…

comite

Por fin…

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

Desde que hemos estado al frente de un micrófono, una cámara o un teclado, hemos añorado tener la oportunidad de vivir la visión en un directivo para que en su periferia no tan solo divise los árboles, que su proyección vaya más allá: al bosque, que sean proyectos a largos plazos, así lo hemos añorado y deseado.

Intentos han existido y por diferentes circunstancias han fracasado no han tenido continuidad…

Si un directivo de cualquier disciplina deportiva tiene la capacidad económica  para traer un pelotero, un softbolista, una basquetbolista y satisfacer su ego en pos de un campeonato, porque no contratar un instructor para que paralelamente al campeonato en disputa, se atienda las categorías infantiles, juveniles, estudiantiles y  así la técnica, el entrenamiento se depure y ese diamante en bruto, ese talento tenga más arnas para desarrollarse.

Sin embargo la lógica no predomina, el directivo quiere resultados inmediatos, recuperar lo que invierte en una apuesta loca y con poca razón de ser…

Ejemplos hay muchos en nuestra ya larga historia del deporte de la región…

Ahora llega una nueva administración municipal y por consiguiente un nuevo comité municipal de basquetbol y entre sus objetivos hay un proyecto, plan a dos años, subrayo, es la contratación de Marcelo Rafael Elusich de origen argentino con una amplia experiencia en el basquetbol nacional.

No viene por una temporada, ni los fines de semana, viene a un proyecto de mínimo dos años, además los Mineros de Parral Basquetbol, van a entrenar dos sesiones diariamente, los basquetbolistas que se integren al equipo van a vivir en Parral, no vamos a tener un equipo de fin de semana que podría ganar o perder en forma circunstancial, pero no bajo un estricto seguimiento, organización y planeación.

Mientras se desarrolla la temporada, Marcelo Rafael va a compaginar su trabajo con clínicas, visitas a las escuelas para detectar talento, asistencia a todos aquellos noveles entrenadores que les guste incursionar en el deporte ráfaga, reclutamiento de jóvenes promesas.

El trabajo que hoy se empieza es apenas la siembra, si esto tiene continuidad, una palabra que el mexicano no conoce, la cosecha puede darse en dos  o tres años, el inmenso talento que existe en Parral y su región se verá cristalizado con calma, paciencia, el basquetbol por mucho tiempo ha estado inmerso a vaivenes de trienios municipales, a lo que ya la inercia dicta, pero no ha existido un proyecto a largo plazo.

Hay acciones que atienden a las categorías infantiles, juveniles, pero todos estos esfuerzos están dispersos sin una meta en conjunto, ahora el proyecto  como todo en la vida tiene un costo, podrá el bolsillo del presente comité soportar lo que ello significa y mantener lo que económicamente implica esta tarea?, es la gran pregunta, podrá ser solidario el municipio e integrar a Marcelo Rafael a la nómina?, podrán los demás Comités Municipales deportivos emular lo que el básquet pretende?… solo el tiempo nos podrá contestar y en toda la vorágine de dudas está el aficionado que debe apoyar en la taquilla, so pena de que la quiebra económica llegue a tocar la puerta.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*