Oír el nombre de Adrián fue como un gol: Familia Mora

Luis Murillo | El Sol de Parral 

La familia Mora Barraza disfrutó con orgullo el debut del parralense que integra la selección olímpica de fútbol sub-23; entre gritos al borde de las lágrimas, presenciaron el momento donde se anunció que Adrián Mora entraría al campo con el dorsal número 12.

Ayer 28 de julio de 2021, Adrián Mora, se convirtió en el primer parralense en llegar a la Selección Mexicana de Futbol en alguna de sus categorías, donde al borde de lágrimas y gritos en plena madrugada, su familia festejó cuando él corría el minuto 70 del tercer partido de la fase de grupos de la competencia olímpica de Tokio 2020.

Tal como si hubiera sido un gol, al unísono, los corazones de sus allegados palpitaron de emoción cuando el cuarto árbitro encendió la pizarra anunciando la entrada del dorsal número 12, al menos así lo narró su madre, Victoria Barraza, quien expresó el orgullo que siente por su hijo, al verlo lograr sus sueños.

“A. Mora”, el central seguro, de salida fina, de golpeo fuerte de balón y de sueños que se consolidaron desde que salió de su casa, al menos eso es lo cuenta Javier Núñez, excompañero y oponente de campo que lo vio desde que jugaba en la cancha de la Centenario, en la categoría de los nacidos en el 97 del futbol de salón.

Su padre, don Alejandro Mora, un hombre de trabajo, de campo, no podía encontrar palabras para expresar lo que sentía por su hijo, el que salió de su casa con sueños, sin mucho presupuesto, solo con “la garra”, que le caracterizó antes de Cesifut, una academia donde se han desarrollado futbolistas como el medallista olímpico, Oribe Peralta.

Otra de las piezas clave fue su hermano Aarón, que lo inspiró, ya que él formó parte de las fuerzas básicas del Morelia; sin embargo, por diversos motivos tuvo que regresar, pero le sirvió para impulsar al pequeño Adrián, que partió hacia Ciudad Lerdo, Durango.

Alex, su otro hermano, se aseguró de mandarle un mensaje por WhatsApp para decirle lo que sentía por el momento, por todo lo que había luchado y por todo lo que sacrificó para llegar ahí, pues sólo fue el inicio de lo que está por venir.

Desde el 2017, el defensa, de 1.90 metros de altura, fue fichado de manera profesional donde debutó en el máximo circuito en la temporada de 2018 en los Diablos Rojos de Toluca.

Según las estadísticas de Cesifut, el zaguero central de 23 años, tiene un total de 8 mil 656 minutos jugados de manera profesional, donde se resalta que casi la mitad ha sido en la primera división de la liga mexicana.

Mismos datos exponen que ha jugado para dos equipos, el Toluca y Monterrey; se destaca que ya fue registrado por el FC Juárez, donde aún no ha visto minutos debido a que está en el otro lado del mundo representando a la patria, a los parralenses, pero sobre todo a su familia.

Cabe señalar que el parralense había quedado fuera de la lista final de los 23 convocados; sin embargo, luego de que uno de los elegidos resultara contagiado, recibió la llamada que marcó la historia del balompié parralense.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: