Ana Guevara cuestiona a boxeadoras por exhibir uniformes del equipo de softbol en la basura

La directora de la CONADE lamentó que los atletas mexicanos no entiendan el impacto del mal uso de las redes sociales.

La directora de la CONADE, Ana Gabriela Guevara, no ocultó su molestia por el escándalo que se ha desatado alrededor del equipo femenil de softbol. Dos boxeadoras mexicanas, Esmeralda Falcón y Brianda Tamara Cruz, dieron a conocer las imágenes de los uniformes en la basura dentro de la Villa Olímpica.

A pesar de que ya se prepara un castigo para las jugadoras, Guevara no comparte que compañeras de delegación denuncien a otras atletas nacionales. Incluso, la exmedallista olímpica fue más allá al señalar que, varios deportistas, no están haciendo buen uso de sus redes sociales en Tokio.

La ropa sucia se lava en casa

Considerando el polémico escenario respecto al softbol, Ana Guevara fue contundente al señalar que, antes de emitir un juicio personal, se debe esperar a que terminen las investigaciones correspondientes. No obstante, la directora de la CONADE dejó entrever que este tipo de escándalos podrían evitarse si hubiera más disciplina al interior de la Villa Olímpica.

“Yo no quisiera dar por el momento mi punto de vista, porque no tengo la versión de las jugadoras de softbol. No quiero generar o enardecer la polémica, especialmente después de todo lo que hubo detrás en los medios con la situación de si eran mexicanas o mexicoamericanas. Tendrá qué investigarse quiénes fueron las responsables y por qué lo hicieron, pero también se debe ver que hay un vacío tremendo por parte de quienes están a cargo de la delegación al interior de la Villa Olímpica”.

olimpicos tokio 2020 olimpicos tokio 2020 softbol uniformes basura ana guevara 1

No hay disciplina en la Villa Olímpica

Tras la filtración de las imágenes, la directora de la CONADE lanzó un dardo al Comité Olímpico Mexicano; lo anterior, al señalar que la Jefatura de Misión no se ha encargado de establecer reglas entre los atletas nacionales.

“Al menos en mi experiencia olímpica en Atenas, hubo un reglamento de conducta respecto al comportamiento dentro de la Villa y al uso de los aros olímpicos. Lo mismo aplicaba para el tema de los uniformes y de los patrocinios. Nadie les señala hasta dónde está permitido el uso de redes sociales y lo que todo eso puede desencadenar. Hay que establecer quién lleva esa responsabilidad con los atletas. Por eso pasan este tipo de situaciones donde el escrutinio público fue muy severo. Los responsables debieron tomar en cuenta que esto era posible”.

Mal uso de redes sociales

Los Juegos Olímpicos de Tokio han llegado en una era donde las redes sociales han alcanzado un impacto tremendo. Twitter, Instagram, Facebook y TikTok han servido para que el aficionado conozca detalles nunca antes vistos de una delegación mexicana. Por ejemplo, los videos de las camas de la Villa Olímpica, los detalles previos a la inauguración, los bailes y juegos en el tiempo libre, entre muchas otras cosas. Para Guevara, el gran problema es que no se puso un límite. Los atletas tienen luz verde para decir lo que quieran y cuando quieran sin respetar un reglamento. Justo en este apartado, la directora de la CONADE no comparte exhibirse entre compañeros.

“Los deportistas no tienen conocimiento de hasta cuánto puedes decir o no en las redes sociales para comunicarte. Hoy, en nuestro país hay un sentimentalismo profundo por un uniforme, pero en otros países como Estados Unidos es algo utilitario. No estoy justificando, pero cuando la cantidad es mucha se vuelve un tema utilitario. No quiero hacer un juicio respecto a quién tiene la culpa. Hay que esperar los resultados de la investigación”.

La amenaza de castigos

El Comité Olímpico Mexicano, a través de su presidente, Carlos Padilla, confirmó que ya inició la investigación correspondiente para castigar a las jugadoras que cometieron la falta. Cuando se encuentre a las culpables, la sanción más probable será nunca más convocarlas a la Selección Nacional.

“Prefirieron llevarse las almohadas y las colchas en lugar de los uniformes. Desde luego que reprobamos este hecho. Es un agravio muy fuerte. Es una grave ofensa al olimpismo y al pueblo de México. Se les dio la confianza y no creo que sea justo que paguen de esa manera. Llegando al país vamos a llamar al presidente de la Federación de Softbol, porque en esta competencia se acumularon muchos factores que tendrá que aclararnos perfectamente. Él sabe a qué me estoy refiriendo”.

El argumento es exceso de equipaje

Casi todas las jugadoras del equipo de softbol, incluidas estrellas como Dallas Escobedo y Danielle O’Toole, han declarado que el problema fue que no había maletas suficientes para llevar los uniformes en el avión de regreso. El presidente de la Federación Mexicana de Softbol, Cruz Guerrero, salió a dar la cara y dijo que todo se trata de una confusión. Además, reconoce que las atletas del softbol no caían bien entre la delegación mexicana, por la gran polémica respecto a su residencia en los Estados Unidos.

“Las jugadoras iban bastante cargadas. Solo con dos maletas de 23 kilos. Tenías que decidir qué dejar. Dejaron lo que no les quedaba o lo que no les cupo. Eran uniformes viejos que usaron cinco o seis meses seguidos. Igual para qué los vas a tirar en tu casa, si los puedes dejar en la Villa por el tema del equipaje. No se trata de crear polémica. Si son mexicanas nacidas en el exterior y les caen gordas, ellas nos representaron dignamente”.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: