LA VERDADERA HEROINA DE PARRAL: ROSITA HERNANDEZ

Fue un 23 de Febrero de 1952 cuando una Heroica Mujer Salvó a un Tren del Desastre.

Por haber evitado posible descarrilamiento de un tren de carga, la señorita Rosa Amparo Hernández, de Parral, Chuihuahua, será objeto de varios homenajes por parte de los habitantes de aquella población, de los Ferrocarriles ‘Nacionales y de Líneas Aéreas Mexicanas, S. A., LAMSA.Hace unos dias, la señorita Amparo Hernández, quien vive cerca de la vía del tren en las afueras de la ciudad minera, observó que uno de los rieles estaba fuera de su lugar. Familiarizada con la entrada y salida de trenes, se dio cuenta de que estaba por pasar por allí un carguero, procedentes de San Francisco del Oro.La chica midió el peligro y descalza, como se encontraba, corrió desforadamente, hasta casi perder el aliento, para llegar a la estación y advertir a los empleados del peligro que corría el tren. El jefe de Estación la acompañó hasta el lugar por ella señalado, comprobando que, efectivamente, era peligroso el paso de un convoy.Como ya no había tiempo paira hacerles señales reglamentarias, el jefe corrió con la señorita Amparo Hernández en dirección al tren, para hacer todavía señales, con objeto de que detuviera su marcha, evitándose así una probable volcadura que hubiera costado sangre e incalculables pérdidas a los Ferrocarriles Nacionales. La actitud de la señorita Hernández fué favorablemente comentada por la población parralense, y la Cámara Junoir de Comercio le rindió hace poco un sencillio homenaje, habiéndola declarado socia honoraria. Por su parte, los Nacionales, a petición del conductor del tren le ofrecieron un pase para poder venir a esta capital, según sus propios deseos, a rezar frente a la Virgen del Tepeyac y dar gracias de haber podido realizar una obra en beneficio de sus semejantes. El comercio, las autoridades y la sociedad en general, están haciendo una colecta para poder proporcionarle elementos necesarios para que pueda pasearse en esta ciúdad y conocer mas tarde el puerto de Acapulco, que es una de sus más caras ilusiones. LAMSA, atenta a todo lo que es servicio social y a premiar actos de esta naturaleza, proporcionará a la señorita Rosa Amparo Hernández y a su acompañante, dos boletos para que represen en avión a la ciudad de Parral.Agustín Álvarez en 1952.
Extraido de una nota periodistica de el Semanario “El Sol” de Arizona de 1952.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: