Primer error Algodonero

Primer error Algodonero

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

“El desarrollo del carácter es una especie de entrenamiento, para que todos aquellos que lo practican puedan remontar cualquier obstáculo tangible o intangible”

En esta luz de esperanza que nos mantiene vivos, que nos anima a buscar detalles, indicios para que al igual que muchos equipos que nos marca la historia del beisbol, los Mineros puedan ganar en este caso, uno en casa ajena y en forma por demás increíble provoquen que la serie regrese a Los Linderos, ayer el cuarto de la semifinal, nos dio una cascada de señales de que para fortuna de los Mineros, ya llegaron los meseros y están arreglando la mesa para el regreso de los Mineros, solo de esa cachumba nos podemos iluminar para seguir soñando

“Solo la fe de una religión beisbolera podría remontar la adversidad, crece mi esperanza y ante mi historia crezco y solo ante los incrédulos espero el final del día”.

Ante la apertura de Víctor Sepúlveda su eficiencia, el hecho de que Parral por primera vez en la semifinal se va arriba en el marcador, viene el desanimo ante su inesperada salida y por consecuencia el desfile de relevistas, primera señal en contra, estamos en los extremos emocionales.

La columna vertebral del line up de la Furia Gris despierta para dar una ventaja: Vázquez batea de 4-2, Chino Cano de 5-3, Cano Jiménez: 5-3, entre los tres producen cuatro carreras de las cinco que significo el primer triunfo para la causa de la Cuarta Zona, podrán entrar en racha?, ¿será motivo de inspiración para los demás?

Javi Morales por primera vez en la semifinal se equivoca, en su afán por detener a los Mineros, humillarlos para eliminarlos por medio de la escoba, trae a su tercer abridor Tijerina y se queda sin lanzador de calidad para el quinto, al final las huestes de la antigua Vizcaya sacan a palos a sus estelares.

“Nos encontramos en un mar agitado donde debemos remontar la marea, la esperanza también es una ola”

En la quinta con hombres en posición de anotar, sale una bazooka por la tercera, Dylan se estira cuan largo es y evita un extrabase para detener una vez más a los Algodoneros.

En la séptima con el Caballito en el montículo, bases llenas, un out, Alexis Sáenz al bat, con el marcador 4- 3, sale una rola a Rafita, se la da a Vázquez y va para Diego, doble play salvador, otra estela en la mar que se acumula a nuestro favor.

En la octava Javi manda robo con Sagarnaga al bat, hay interferencia del bateador y ante una base robada, Jimmy Quintana reclama al Ampáyer para que decrete el out por regla, Javi viene como energúmeno por tal decisión, Jimmy ya no discute con el Principal se encara con Javi y se vacían las bancas, la discusión lo único que provoca es que salga a flor de piel la enjundia de los Mineros, por fin el rey de los deportes le empieza a dar a Parral.

“Soy Minero por naturaleza, no me gusta ser el favorito, es la mejor manera de ganar, ir perdiendo y remontar”

En la novena el merito de la victoria, viene por el colmillo de Diego, con la casa llena, mete finamente el hombro para que lo golpeen y entre de caballito la quinta raya, en el cierre, con la del empate y la del gane en las almohadillas para los Algodoneros, con dos outs, sale una línea tendida al izquierdo, no es fácil, Luis Quintana sabe que los corredores salieron con el batazo y la ultima jugada del partido puede ser en home, Luis dice que no y con un atrapadón termina el partido.

Al final la batalla nos da dosis y mas dosis de medicina para el animo de los Mineros, para seguir creyendo, para seguir soñando, que primero sin adelantar vísperas, paso por paso, juego por juego, la semifinal regrese a casa.

P.D. Jimmy Quintana, tiene un as bajo la manga, ojala y de resultado.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: