Valeria una de miles

Valeria una de miles

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

Dedicada a mi sobrina nieta mas fanática de los Mineros…

Valeria tiene escasos 14 años, desde muy chica gracias a sus abuelos asiste el Estadio Parral para apoyar a los Mineros, es ya una fanática consumada que vive desde cualquier parte la emoción de un partido de la Furia Gris, ahora esta con todos sus tíos paternos, está disfrutando una noche mexicana con motivo del Dia de la Independencia, hay tacos de papa, de picadillo, enchiladas, chicharrones en salsa verde, elotes y por supuesto frijolitos con asadero.

“Ya estas lista para el viernes?”, le pregunta uno de sus tíos, “Hay Tío he estado muy estresada toda la semana… vamos a ganar?”, “ No sé… pero sí sé lo que vas a vivir el viernes… vas a sentir que te ahogas, que estas mas de un minuto bajo el agua y de repente sales a respirar agitadamente… después vas a sentir que quieres cerrar los ojos y al abrirlos se te cumplan todos tus deseos…”, “ No Tío, como es malo… por eso no dejo pensar en el viernes!”, “Como dijo Ernesto Jerez, cuando tu compras un boleto para el beisbol, el sufrimiento viene incluido”.

La ansiedad de sus pensamientos la hace devorar de todo un poco, su amor por los Mineros es comprendido por otro de sus tíos: “No te preocupes Valeria, disfruta el juego out por out, entrada por entrada”, Valeria cuyo nombre significa: La que es valerosa y sana, toma un sorbo de agua de Jamaica, de un trago se lo acaba, tal vez tratando de enfriar todas sus emociones.

Otro Tío la cuestiona: “Ya sabes lo que vas a gritar?”, sin titubear Valeria el contesta: “Ya se Tío, desde la primera hasta la novena entrada ya sé lo que voy a gritar, no se preocupe y usted me va apoyar”, Valeria se acuerda de una anécdota y la comparte: “Fuimos a ver a los Mineros a Cuauhtémoc y el estadio estaba muy vacío, todo lo que gritaba se oía, casi no había porra de los Manzaneros y yo gritaba y gritaba, pura porra sana y en eso que se la vuela el Chino Cano, pues cuando va pasando por tercera, que me voltea a ver y me saluda”, en los ojos se le ve un brillo, un destello de alegría, un hilo de esperanza.

Así pasa la noche, oyendo comentarios, análisis, anécdotas, en torno a los Mineros, sin saberlo Valeria está en un curso intensivo de lo que significa ser Minera de Corazón, sus tíos le trasmiten lo que en su oportunidad sus Padres y tíos heredaron de lo que significa seguir la camisola de mas prosapia en el estado, atenta escucha, asimila las lecciones, la mística que significa estar en las gradas y entregarse a un equipo.

Ya en la medianoche Valeria con sus abuelos se despide, el festejo por un aniversario mas del inicio de la gesta de Independencia, concluye, hay que preparar armas para el viernes, al llegar a la casa de sus Padres, se dirige a su cuarto, lo primero que hace es ir tras de una pelota autografiada por todos los Mineros 2021, que uno de sus tíos le consiguió a través de Jimmy Quintana, con detenimiento al ver cada una de las firmas, piensa en cada uno de ellos y les desea lo mejor para el sexto, así se queda por varios minutos, hasta que el sueño la atrapa.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: