Un dia como hoy… Roy Campanela se accidentó

Un dia como hoy 28 de enero de 1958, la carrera estelar de Roy Campanella como receptor de los Dodgers de Brooklyn y líder del equipo fue trágicamente interrumpida por un accidente automovilístico.

Considerado ampliamente como uno de los mejores receptores en la historia del béisbol, Campanella jugó con los Dodgers de Brooklyn en las décadas de 1940 y 1950.

Campanella vivía en Glen Cove, Nueva York , operaba una licorería en Harlem, Después de cerrar la tienda por la noche el 28 de enero de 1958, comenzó su viaje de regreso a Glen Cove. Mientras viajaba su sedán Chevrolet alquilado de 1957 golpeó un trozo de hielo en una curva cerca de Apple Tree Lane en Glen Cove, se deslizó en un poste de teléfono y se volcó. rompiendo el cuello de Campanella. Fracturó las vértebras cervicales quinta y sexta y comprimió la médula espinal .El accidente dejó a Campanella paralizado desde los hombros hacia abajo.Con la terapia física, finalmente pudo recuperar el uso sustancial de sus brazos y manos. Pudo alimentarse, dar la mano y gesticular mientras hablaba, pero necesitaba una silla de ruedas para moverse por el resto de su vida.

Roy Campanella (19 de noviembre de 1921 – 26 de junio de 1993), con el sobrenombre de “Campy”, comenzó su carrera profesional en el béisbol en las Ligas Negras a los 15 años. Campanella debutó con los magníficos Elite Giants, con sede en Washington, DC, y el equipo luego se mudó a Baltimore. Se unió a la organización Brooklyn Dodgers en 1946 y pasó dos años en las ligas menores hasta que lo llamaron en 1948, una temporada después de que Jackie Robinson integrara el béisbol en 1947.

Al igual que Robinson, Campanella enfrentó el racismo dentro y fuera del campo y, al igual que Jackie, lo superó. Campanella se estableció rápidamente como uno de los principales bateadores y defensores defensivos de la liga. En 1949, él, junto con Robinson, Larry Doby y Don Newcombe, se convirtieron en los primeros afroamericanos en ser nombrados para un equipo All-Star. Campanella formaría los siguientes ocho equipos All-Star consecutivos y establecería muchos récords de equipo que durarían décadas.

Durante su breve carrera de diez años, Campanella fue seleccionado como MVP tres veces. Ganó el premio en 1951, 1953 y 1955 con su último premio coincidiendo con la victoria de los Dodgers en la Serie Mundial sobre sus odiados rivales, los Yankees de Nueva York .

Roy Campanella era un manejador de lanzadores sobresaliente, Campanella atrapó tres juegos sin hits, lidereó a la liga en puestas en out seis veces, atrapó 100 o más juegos por año durante sus últimos nueve años en las mayores, y atrapaba a dos de cada tres corredores que intentaban robar a costas de él. Aunque su promedio de bateo oscilaba salvajemente (.312 a .207 a .318 a .219 entre 1953 y 1956), era más consistente en el juego de poder, promediando 27 cuadrangulares entre 1949 y 1956. Se unió a los Gigantes Elites de Baltimore de la liga nacional negra recién graduado de escuela superior y eventualmente percibía $3,000 al mes como estrella completa, siendo nombrado para equipos de Estrellas en 1941, 1944 y 1945. Después de aquella temporada se convirtió en el segundo jugador de color mejor pagado de Brooklyn, llevándose un salario mensual de $185 para jugar en Nashua en la liga de Nueva Inglaterra; para 1949 fue el receptor regular de los Dodgers.

1951
Bateó .325 con 33 cuadrangulares y 108 carreras empujadas pero se lastimó un músculo de la pierna en el juego final de la temporada regular, perdiéndose los últimos dos juegos de las semi final. Monte Irvin dice:

“Si Campanella no se hubiése lesionado en Filadelfia, pudo haber calmado a Ralph Branca después de un strike alto a Bobby Thomson.”
1953
Campy bateó 41 cuadrangulares (40 como receptor para establecer el récord de ligas mayores desde entonces ya superado), bateó .312, y lidereó a la liga con 142 carreras empujadas.

1955
Bateó .318 con 32 cuadrangulares y 107 carreras empujadas y fue nombrado al Equipo de estrellas de The Sporting News por cuarta vez. Bateó dos cuadrangulares mientras Brooklyn ganó su única Serie Mundial.

1959
A veces, las desventuras ó como quieran llamarse, juegan malas pasadas; de alguna forma así pasó con Roy Campanella, un excepcional jugador, que lejos de desanimarse siguió siendo útil, luego de su recuperación parcial del accidente: Los Dodgers le ofrecieron un cargo como coach e instructor de receptores novatos en 1959, posición que mantuvo hasta comienzos de los 80. Campanella recibió el más alto honor del béisbol y fue admitido al Salón de la Fama a pesar de tener una carrera en las ligas mayores que duró a penas diez años.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: