Como ir a una Serie Mundial

Como ir a una Serie Mundial

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

Ir a una Serie Mundial además de ser un sueño para todos los que somos fanáticos, cronistas deportivos, viajeros, es una aventura, una epopeya, una incertidumbre y un volado si se cuenta con escasos recursos.

Para ello me remontare al 2013, cuando por primera vez tuve a fortuna de ir al Clásico de Otoño, en aquella oportunidad, luego de ir por casi 30 años a juegos de temporada, serie de campeonato, la frustración de no asistir a la Serie: Yankees contra Diamantes en el 2001, luego de ganar 4 boletos en la lotería del aficionado frecuente por parte de los DiamondBacks para los juegos: 1, 2, 6 y 7, todo provocado por el atentado a las Torres Gemelas, boletos que se destinaron a agentes del FBI, ya que se prevenía más ataques terroristas en suelo norteamericano.

A principios de año, con la mente y el bolsillo enfocado en ahorrar dos mil dólares, sea cual fuere los equipos que se enfrentarían, con la esperanza de que las novenas involucradas no tuvieran muchos años sin llegar a la Serie Mundial(Entre mas años tenga un equipo sin llegar, los boletos son mas caros), que la distancia con respecto al El Paso, no fuera tan lejana, tener la fortuna que en  uno de los dos lugares sedes, existiera un conocido que pudiera comprar boletos a precio de taquilla o en la reventa a precio accesible, que el dólar no tuviera altibajos, que en fechas cercanas no existiera un contratiempo familiar, en fin todo lo que usted se pueda imaginar puede suceder y lo que se planeo en la mente fracasa.

Así se dibuja en el firmamento inexistente ir a la Serie Mundial…

Cuando se llega la postemporada, la incertidumbre crece, no importa que posibilidades tiene tu equipo favorito, aquí lo que importa es que ganen equipos “baratos”, en el comodín: Cincinnati vs Pittsburgh y Tampa Bay contra Cleveland, ninguno conviene para nuestros planes, series divisionales: en la Nacional: Dodgers vs Atlanta, Piratas vs San Luis, nos convienen Bravos y Cardenales, en la Americana: Boston vs Tampa Bay y Detroit vs Oakland, nos convienen: Tampa Bay y Oakland, Series de Campeonato: Dodgers vs San Luis y Tigres vs Boston, ojala y llegaran: San Luis vs Detroit, Dodgers desde el 88 no era campeón, el Fenway Park es un estadio muy chico, imposible conseguir boletos, San Luis es un asiduo asistente a Serie Mundial, esta accesible y Detroit es de los equipos de mercado chico, tal vez se consigan entradas.

En ese proceso cuando poco a poco los Cardenales se acercan a nuestro sueño, sale un amigo en Kansas City: Arturo Polanco, el nos asegura conseguir boletos en San Luis, no nos asegura un buen precio, pero los consigue, nuestro ánimo crece… las agencias de boletos de reventa, anuncian sus precios en caso de que San Luis llegue: 400 dólares los más baratos, en el tercer piso, donde da vuelta el aire, Javier Martínez, Lalo Lujan, Héctor Hernández y un servidor, damos nuestra aprobación, pero para solo dos partidos: tercero y cuarto, no hay para más, empiezo a investigar tarifas de hotel, de avión, el juego séptimo de la Serie de Campeonato entre San Luis esta programado para el 19 de Octubre, cuando caiga el ultimo out, hay que entrar a comprar los boletos de avión, previamente los compañeros de viaje han dado sus anticipos para que en una sola tarjeta se carguen las compras.

Cualquier tardanza, pueden significar diferencias en cientos de dólares en los precios y el viaje se esfumaría en la indecisión y en la improvisación, el 18 de Octubre los Cardenales eliminan en 6 juegos a los Dodgers, compro en esa misma noche los cuatro boletos de avión en la tarifa más barata, tenemos que irnos de El Paso a Las Vegas, de ahí a Chicago, hacer una escala en la ciudad de los vientos por toda la noche y en la mañana irnos a San Luis, los vuelos con más escalas son los más baratos, realizo la reservación del hotel, uno barato en los suburbios de San Luis pero cercano a una estación del Metro.

Ahora esta en el aire el volado de los boletos, Arturo Polanco empieza una batalla contra el tiempo, la madrugada es eterna, prácticamente no dormimos, hay muchos dólares volando, si no hay boletos accesibles, no hay viaje, podemos irnos con la incertidumbre de conseguirlos allá, la experiencia nos dice que los boletos más baratos en la reventa se consiguen minutos antes de que empiecen los partidos, pero viajar así no es vida.

Al fin Arturo Polanco nos habla en la mañana: “Ya los tengo, ya los pagué, son 400 dólares por cada uno, por cada partido, atravesé mi tarjeta, no me vayan a fallar”

Así se va a una Serie Mundial y vale la pena…

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: