Experiencia Caribeña

Experiencia Caribeña

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

En todas las profesiones luego de dar el grado existen las capacitaciones, los congresos, los seminarios, los diplomados, el periodismo deportivo no es la excepción, además de la frase: “Los Viajes Ilustran”, en un contexto pedagógico, didáctico, cultural o simplemente turístico, tener la oportunidad de cubrir un evento con acreditación de prensa le da un giro de noventa grados a la experiencia deportiva- periodística.

A través de nuestras experiencias que datan de los 90’s, tuvimos la fortuna de ser recibidos por personal de prensa de los Dodgers de Los Ángeles, en donde una guía nos mostro todos los rincones del Chávez Ravine, a que áreas teníamos acceso, la sala de prensa con restaurante con todo gratis: hot dogs, hamburguesas, nieve, refrescos, nachos, pretzels, la sala de ruedas de prensa totalmente equipada con computadoras, un portafolio del equipo, nos regalaban una media guide, no tan solo del equipo local, de la mayoría de los equipos, estadísticas actualizadas, datos de los abridores, alineación de los equipos, tabla de posiciones de la liga, en fin una atención de primera.

En esos espacios de la infraestructura deportiva, de los estadios es donde uno aprende los métodos de trabajo, la tecnología de punta que se utiliza para que las crónicas, los resultados de los juegos salgan directamente del estadio a la rotativa o paginas digitales, es un proceso de evolución, de aprendizaje, de actualización que uno vive en escasos días.

No tan solo estamos hablando de acceso al periodismo deportivo, estamos hablando de un reglamento que uno firma, donde se nos prohíbe como prensa pedir autógrafos a los peloteros, salirse del terreno de juego una hora antes, no entrar al club house, vestidores o salas de masaje sin autorización, so pena de que seas expulsado y te nieguen la acreditación en fechas posteriores.

Después con el paso de tiempo, al llegar a un Citi Bank Park, casa de los Mets de Nueva York a principios de este siglo, nuevas políticas: ya no existía la gratuidad para la prensa en su atención: todo lo que se consumía en el restaurante tenia un costo de recuperación, las atenciones en salas de prensa y rueda de entrevistas seguían igual, pero ya el consumo se empezó a cobrar.

Todas estas remembranzas del quehacer periodístico deportivo nos llevan a la Serie del Caribe del 2018 en Guadalajara, donde al llegar por nuestra acreditación de prensa, nos regalaron un portafolio con un libro de los atractivos de Guadalajara, libro de un autor donde se constataba la historia de la LMP, pelota alusiva al evento, souvenir de las marcas patrocinadoras, la zona de prensa atrás de home con acceso a internet, cada tres entradas nos visitaban para surtirnos de refrescos, aperitivos, había atención exclusiva para los miembros que cubrimos la pelota del caribe.

En Puerto Rico no fue así, al llegar por nuestra acreditación lo único que consistió la bienvenida fue el gafete de acceso, en la Sala de Prensa tuvimos el apoyo de refrescos, bolsas de cacahuates, palomitas, estadísticas al día, hospitalidad, pero en patrocinios para la prensa fue escaso, al final de cuentas no importa lo principal esta cubierto, hago alusión a lo anterior para mostrar el porqué, las mejores Series del Caribe son organizadas por México donde la capacidad de organización, logística, no tan solo en el beisbol, en eventos de talla mundial, nuestro país es reconocido a nivel mundial para rescatar eventos que otros países cancelan o declinan.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: