CELIA HERRERA ENRÍQUEZ

MUJERES CHIHUAHUENSES: CELIA HERRERA ENRÍQUEZ (1906-1996)

Escritora, originaria de Parral, autora del libro “Francisco Villa ante la historia” de 1939, primera mujer en trabajar en el Banco Nacional de México en Parral y causante de conmoción al ser también la primera en manejar un automóvil en esa localidad. Parral debe a su voluntad las palmeras de la Avenida Independencia, fue fundadora del Club Social para Señoritas de la ciudad y propietaria de la Academia Hidalgo, que ofrecía educación para mujeres en la Ciudad de México.
La señorita Herrera se propuso escribir su propia experiencia y la de muchas otras personas y familias que habían sufrido a causa de Francisco Villa, cuando se dio a conocer que se pretendía erigir una estatua en su honor, buscó y entrevistó a muchas personas que, como ella, tenían una imagen muy distinta a la del héroe que fue difundida tiempo después, incursionando tempranamente en la historia oral.
Celia Herrera escribió:
“Cumplo ahora mi palabra empeñada a raíz de la colocación de la primera piedra al monumento destinado a glorificar al que se llamó Francisco Villa. Es un vehemente deseo de que la verdad perdure a través de los tiempos, de que la verdad se abra paso luminoso hasta aclarar los grandes errores en que, quizá por un delirio de autoglorificación de algunos y por un deplorable desequilibrio en la apreciación de los valores morales para juzgar la vida de un hombre, se precipitan, cuando aún no se secan las lágrimas de los huérfanos y de las viudas que nuestro «Genio de la Guerra» dejara al sacrificar tan inútil como villanamente a tantos seres; es un vehemente deseo de que se conozca la verdad histórica, el que me ha impulsado a escribir estas líneas, en que las bellas imágenes y las expresiones correctas faltan; quiero contribuir a que la realidad de los acontecimientos sea conocida en toda su vergonzosa desnudez. No sorprende que los antiguos compañeros de correrías de Doroteo Arango, que encontraron al lado del «caudillo» la oportunidad de desahogar sus rencores y viejos odios, así como de satisfacer sus más bestiales apetitos, traten ahora de perdurar el recuerdo de aquel a cuyo lado pudieron desenfrenar sus pasiones; me sorprende que la verdad, oculta a través de los apasionamientos, huya de la mente de los historiadores y escritores cultos, hasta el extremo de glorificar al hombre bestial. Las notas que continúan estas líneas son unos cuantos datos que pintan la verdadera figura de Francisco Villa; están recogidos directamente entre los familiares de las víctimas de sus «heroísmos» y en los lugares de los acontecimientos. Si algún día la pluma honrada de un histo­riador consciente quiere, amando la verdad, legar a la posteridad la exacta expresión de sus dolorosas páginas revolucionarias, están a su disposición las que ha recogido esta mujer que por primera vez toma la pluma.”

Para leer el libro en PDF, cortesía de la familia Herrera: https://drive.google.com/file/d/1FDehb4w0qGrPoxurxG0a6-xV7558Nm7N/view?usp=sharing

Fotografías: Archivo de Raúl Herrera

Nota de Reidezel Mendoza Soriano
Fuente: https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2872822019450490&id=530076663725049

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: