El Estatal del 2023

El Estatal del 2023

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

El jueves inicia la serie entre los Rojos y los Mineros, los dos equipos son contrastantes: uno juega arriba de 600 milésimas y el otro tiene temporada perdedora, sin embargo, los dos comparten un síndrome: bajas entradas en sus estadios.

Por tal motivo y en coordinación con la Liga estatal de Beisbol han tomado una determinación: dejar libre la transmisión del primer partido de la serie y cancelar toda transmisión con imagen para el segundo y tercero, se suspende por el momento los juegos vía Facebook, YouTube para realizar una prueba si dichas coberturas están afectando la asistencia a los estadios.

Alrededor de hace 5 años, mas o menos, esta modalidad de llevar a los celulares y de ahí a las televisiones inteligentes los juegos regionales y estatales de las diferentes zonas, comenzó a popularizarse gracias a los avances de la tecnología, el directivo incapaz de visualizar el futuro las dejo crecer, creyendo ingenuamente que no les afectaba, no tan solo eso, no se imaginó que ahí estaba o está un nicho de oportunidad para proveerse de más recursos para sostener sus abultadas nominas y sus hogueras de vanidades para conseguir un título.

Ahora el presente los golpea en la cara, tiene dos presiones sobre su escritorio, la queja de los que transmiten y los aficionados que disfrutan los juegos, unos van a desaparecer y los otros van a pagar la comodidad de verlos en casa.

Para el 2023 empieza una nueva era, ya está predeterminado… si no lo hacen es por su mentalidad liliputiense…

Cada Zona en el peor de los casos, va a concesionar las transmisiones de sus partidos en casa mediante licitación a un medio de comunicación que a través de su cobertura visual rescatara su inversión por medio de la venta de espacio publicitario.

En el mejor de los casos las Zonas que tengan el poder adquisitivo para realizarlo, van a crear su propio canal de TV, no lo van a concesionar a un medio de comunicación, ni van a transmitir por Facebook, ni YouTube, por medio de streaming lo van a transmitir y vender ya sea por partido o por temporada en Pago Por Evento.

Cuando se efectúen los partidos, los partidos podrán ser trasmitidos por radio como antaño, previo cobro en proporción al medio visual, pero solo los dos concesionarios: el local y el visitante podrán hacerlo soportados en imagen, en los playoffs solo los medios que ganaron los derechos de transmisión podrán hacerlo, en la final solo estarán diez medios cubriendo las incidencias, la prensa escrita, digital, radiofónica tendrá sus acreditaciones de prensa pero no podrá realizar reportes en vivo.

Tal y como se norma en las ligas profesionales.

Aquí ya no se trata de cuantificar si en mayor o menor medida las transmisiones de redes sociales afectan la asistencia en los estadios, aquí hay una veta que no se ha explotado y el que tiene los derechos es la liga y en su efecto la zona.

Otra posibilidad lejana, pero al fin alternativa de avance, es vender los derechos de transmisión de todos los partidos de la Liga Estatal a una empresa televisiva ya sea Canal 44 de Juárez, Televisa Chihuahua, TV Azteca Chihuahua, inclusive ESPN, pero la mentalidad del directivo es obtusa y retrograda.

Otro nicho de oportunidad es que la Liga Estatal comercialice, no publicidad en los uniformes como lo han hecho, que todas las zonas acepten que una marca deportiva, ya sea Charly, Joma, Martí, Nike, Adidas, por mencionar algunas, comercialice, haga y venda los jersey de todos los equipos, un solo equipo por si solo no seria rentable, pero si se venden las camisolas, las gorras, chamarras y todos los souvenirs en conjunto, obtendrían más recursos para solventar sus gastos.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: