Un paso mas

Un paso mas

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

Los Mineros de Parral con algunos contratiempos dentro de una liga que no evoluciona y se estanca veinte años en ese pasado que todo mundo quiere que desaparezca, pero los directivos no, avanza a semifinales sobre los Mazorqueros de Camargo.

En un fin de semana que comenzó el jueves con dos entradas para que llegara un diluvio que suspendió las acciones del tercero de la serie y con ello volver a la vieja manipulación de los escenarios que da el Estatal, comenzó el viacrucis y desesperación por tener mejores espectáculos que respeten el valor que tiene un boleto para el aficionado, se expresa lo anterior por que pasan los años y los equipos con excepción de Juárez y Chihuahua, no son capaces de tener en sus herramientas de mantenimiento, una lona que cubra el terreno, este detalle es uno de tantos que perjudica el viable desarrollo de los partidos.

Después viene la táctica de jugar con el tiempo como un factor para desesperar al rival, en todos los pronósticos del tiempo, se daba a conocer que las lluvias continuarían en este caso en Camargo, con altas probalidades de precipitaciones en la noche, a pesar de ello con la capacidad que tiene el equipo local de determinar horarios de juego, se vuelve a programar a la misma hora del pronóstico de lluvia, por lo que se vuelve a suspender el partido.

Al otro día (el sábado), como ya los gastos de hospedaje del equipo visitante corren a cargo del equipo local, ahora si programan el juego temprano para que en caso de que se vayan a un cuarto, este ultimo no sea suspendido por lluvia, la táctica administrativa da frutos en lo deportivo, los Mazorqueros ganan la doble jornada el sábado para forzar a un quinto en Parral.

Lo demás es historia…

La generación del 21, que ya estaba lista desde el 19, pero no se le quiso dar el paso a su debut, que hizo un paréntesis en el 20 por la pandemia, el año pasado nos demostró que ya estaba lista para el Estatal con una temporada alentadora que no pudo llegar a la final, ahora vuelve al mismo escalón de maduración del año de su consolidación: las semifinales.

Los Mineros y su nueva cantera están por dar un paso más, señalarnos a toda la afición de la Cuarta Zona, que van avanzando hacia el punto mas alto de la cumbre: la final, ahí donde solo las águilas hacen su nido desde las alturas, gritar a los cuatro vientos que ya se graduaron y formar parte de esa estirpe que ha acumulado hasta el momento 27 campeonatos.

Enfrente, paso a paso, tiene a un rival muy difícil para legar a la serie final: los Venados de Madera, viene la revancha del año pasado, cuando en un quinto y decisivo en patio ajeno, la Furia Gris los elimino, los aspirantes al título, tienen un examen que presentar en la sierra, atrás de ellos están sus tutores con toda la experiencia, que les dan catedra de como presentar su tesis, que los apuntalan para que no equivoquen ante sus sinodales.

Ese es el gran reto que tienen enfrente, dar un paso más en su formación en el diamante de la vida, para pensar en la final hay que ganar primero a Madera… solamente así podemos aspirar a que la generación del 21 camine en la vida con pasito jonronero.

P.D. La gran calidad que existe en la pelota estatal con el bat, nos demostró que los lanzadores profesionales que han llegado, no son factor de campeonato, los dos mejores, Luis Payan y Octavio Acosta de Indios y Dorados respectivamente están eliminados.

Carlos Teller no fue capaz de darle el triunfo a Mineros y pasarlo a semifinales, vino Valberde quien se alzo con la victoria que significo el pase.

Nuevamente observamos que las chequeras forman trabucos, pero no son sinónimos de campeonatos, de las cuatro potencias económicas que existen en el Estatal, solo dos siguen vivas: Delicias y Cuauhtémoc.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: