Crónicas de coronavirus 15, décimo quinta de?

Crónicas de coronavirus 15

Ricardo Urquidi

El jueves 16 Parral se despertó muy temprano, avionetas a las seis y media muy puntuales empezaron a surcar el cielo dejando caer por aspersión grandes cantidades de agua supongo con ozono como así lo dio a conocer la Presidencia Municipal, debemos de creer así, porque ninguna autoridad sanitaria y por ningún control de tráfico aéreo se superviso tal acción, por lo tanto, debemos darle el beneficio de la duda.

Después de un intento fallido del pasado martes, por fin se esparció el desinfectante sobre la mancha urbana de Parral,  la acción se efectúa para contrarrestar, prevenir el contagio del COVID-19 sobre la población, a primera vista es  loable la maniobra sanitaria y mas si se anuncia que los costos los absorbe el mismo Presidente Municipal.

Al conocerse dentro de la comunidad, autoridades sanitarias estatales y federales el gesto del Edil, provoco confusión dentro de la sociedad, la inmensa mayoría desconoce que es el ozono, sus cualidades, sus contraindicaciones, sus efectos higiénicos.

El ozono (O3) es una sustancia cuya molécula está compuesta por tres átomos de oxígeno, lo que poca gente sabe es que el ozono es un potente desinfectante que no requiere de productos químicos para eliminar virus, bacterias y malos olores del ambiente.

Sus aplicaciones en la vida diaria como desinfectante se utiliza mayormente en espacios cerrados, sobre todo en hospitales, clínicas, quirófanos donde los índices de higiene deben ser muy estrictos para evitar que los pacientes, enfermeras, médicos, familiares y personal administrativo este a salvo de cualquier contingencia sanitaria, para aplicarlo se utilizan las rendijas del aire acondicionado.

También se puede aplicar en el transporte público, urbano al esparcirlo dentro de los autobuses, así inmueble y pasajeros están a salvo.

Los mercados, centros comerciales, cualquier establecimiento bajo techo que implique concentración de gente en interiores, el ozono es un potente desinfectante, siempre y cuando se utilice en proporciones adecuadas, caso contrario puede causar irritación de las mucosidades en nariz y ojos.

Para sanitizar ciudades por medio de técnicas aéreas no lo recomiendan, ya que en las mejores condiciones climáticas solo dura a lo mas 60 minutos, por lo que al estar la población infectada y en constante tráfico, la aplicarlo por el aire es poca o nula su acción desinfectante.

Considerando lo anterior, la Presidencia Municipal de todas las opciones para utilizar el Ozono como vía para combatir el Coronavirus, escogió la menos eficaz: la aérea.

Que bueno que algo se esta haciendo, que todo el trabajo del personal este concentrado en atacar la pandemia que nos aqueja, pero el bolsillo personal de nuestro Presidente podría haber sido mejor utilizado al coordinarse con el sector salud para desinfectar todas las instalaciones sanitarias que existen en Parral.

O concertar acciones en común con la Unión de Permisionarios de Urbanos para a diario utilizar el ozono en las unidades que transportan a miles de parralenses.

El sector educativo no estaría ajeno, cuando la población estudiantil regresara a clases.

La industria, el comercio, toda actividad humana que implique la reunión de personas estaría con menos riesgos si se aplicara el ozono.

Pero no es mejor el ruido de las hélices, las acciones espectaculares, los efectos mediáticos, hay que considerar que toda persona tiene su estilo propio de gobernar, solo me resta saber cuanto fue el costo del altruismo personal del Alcalde?

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: