114 millones a la deriva

114 millones a la deriva

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

El 11 de Noviembre del 2014 se inauguró el Estadio Olímpico Humberto Mariles, a la cita acudieron el Gobernador del Estado, Cesar Duarte, el Secretario de Educación, Emilio Chauyfett, Jesús Mena, Director de la CONADE, Miguel Jurado Contreras, Presidente Municipal, Ex olímpicos parralenses, los Mineros de Parral que en esos momentos ya eran Tetra Campeones, alumnos de las diferentes escuelas para llenar un nuevo inmueble capaz de albergar a 2 500 aficionados.

Se cumplía un viejo anhelo del deporte parralense de contar con una infraestructura deportiva sobre todo que cubriera las estrictas reglas y normatividad que rigen los deportes de pista y campo, pruebas reinas del deporte mundial, la obra se cristalizo después de décadas de gestoría, de insistir y no fue hasta el sexenio de Cesar Duarte que Parral vio una obra de tal magnitud.

El estadio en honor a Humberto Mariles, primer mexicano en ganar una medalla de oro en Juegos Olímpicos, orgullosamente parralense, formo parte del Programa de Mover México del sexenio de Enrique Peña Nieto, la compra de los terrenos que albergan la construcción del inmueble corrió en su totalidad por parte del Gobierno Federal a través de los recursos que se le asignan anualmente a la Comisión Nacional del Deporte para la construcción de infraestructura deportiva, por lo que al concluirse fue entregado al Ayuntamiento, para su conservación y mantenimiento.

Ante tal gestoría de Cesar Duarte, ante la magnitud de la obra, todo el mundo deportivo, toda la población que realiza activación física, toda competencia de atletismo que necesitara instalaciones adecuadas para que los tiempos que registraran los competidores fueran oficiales, podríamos pensar que estuviera brincando de alegría, pero la realidad ha sido otra.

Así como sucede con el Estadio y Gimnasio Parral por la salida a Santa Barbara, donde las disciplinas que ahí se juegan no las prefieren por su supuesta lejanía, si no es Estatal de Beisbol, las ligas quieren que se les programe en el Valente Chacón Baca, el basquetbol y el vóley juegan un torneo si y uno no en el Gimnasio Auditorio Municipal, lo mismo ha sucedido con el Humberto Mariles, los futbolistas no quieren jugar ahí, los atletas que practican las diferentes pruebas de atletismo no la utilizan a plenitud, la Unidad Deportiva Agustín Pelayo o CNOP, le quita espacio por su cercanía, exigimos nuevos espacios y cuando los tenemos no los utilizamos, a veces con argumentos de que yo juego donde mis Padres jugaron, no tengo dinero para trasladarme hasta allá, esta muy lejos y demás pretextos.

Hoy una inversión de 114 millones esta abandonada, la pista de tartán ya la está invadiendo la hierba, el zacate se está levantado en el estacionamiento, accesos y banquetas, las cepas ya alcanzan una altura considerable de tal suerte que están por levantar el cemento, hay vidrios quebrados, desconocemos la funcionalidad de las instalaciones eléctricas, en lo personal hice de conocimiento al Oficial Mayor de la Presidencia Municipal de las observaciones, por lo que recibí como respuesta que el inmueble no le pertenece al Municipio y mandaron a colocar un candado para que la gente no ingresara al Humberto Mariles.

Ahora me entero de que el TEC de Parral aprovechando las nuevas instalaciones del Campus Santa Teresa, solicito en comodato a Gobierno del Estado hacerse cargo del Humberto Mariles, por lo que al revisar la documentación legal del estadio, contestaron que no podía hacerlo por la sencilla razón que no le pertenece, aquí podemos suponer los siguientes escenarios: alguien está mintiendo, alguien desconoce el estatus legal que guarda el Humberto Mariles, alguien está evadiendo su función y/o Gobierno Federal no ha entregado por la vía legal el inmueble ni al estado, ni al municipio, dejando al garete una inversión de 114 millones de pesos.

Ante tal situación y con el antecedente de que el deporte parralense en su dirección, en su política pública, en el mantenimiento y funcionamiento de espacios deportivos no ha puesto en función la Mega deportiva (adjunta al Estadio y Gimnasio Parral) y el Polideportivo que se gestionaron en la administración de Cesar Duarte, solo me resta esperar desgraciadamente, como lo ha hecho la presente administración, que se olviden de la inversión mas grande que ha tenido Parral en infraestructura deportiva en toda su historia.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: