El Tordillo en el Parral Stadium

El Tordillo en el Parral Stadium

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

Cuenta la historia allá por la década de los 70’s que Bill Veeck (1914-1986), dueño de los Medias Blancas de Chicago, bien llamado el Padre de la Mercadotecnia en el Beisbol, en una ocasión al ver la quietud de los aficionados, se le ocurrió una estrategia en la séptima entrada para rescatar del aburrimiento a los fanáticos, fue con Harry Caray(1914- 1998), voz oficial de los Medias Blancas en sus trasmisiones radiofónicas y el dijo: “Harry necesito que cantes: Llévame al Parque de Pelota en la séptima”, sorprendido por tal petición, Harry le contesto. “Yo tengo una pésima voz, soy desafinado Bill”, serio, tratando de convencerlo, Bill agrega. “Si pongo a un  cantante profesional, a un cantante de ópera a cantar, nadie en el parque va a cantar, en cambio tu, que eres pésimo para cantar, el aficionado te va a oír y por dentro va decir: yo canto mejor que Harry y todos van a cantar, además no es una petición, es una orden”, así nació la tradición de Llévame al Parque de Pelota en la séptima entrada, primero en el Comiskey Park de los Medias Blancas, después cuando Harry Caray es contratado por los Cachorros en el Wrigley Field.

En el Fenway Park de los Medias Rojas desde principios de siglo se canta en la sexta entrada: Sweet Caroline, luego de que el empleado del sonido local tuvo una hija, al conocer la noticia trabajando, sin poder acompañar a su esposa en el hospital, puso la canción y la gente se prendió, otra versión nos dice que la gente estaba aburrida y se le ocurrió tocarla, de tal manera que ya se convirtió una tradición que hasta el mismo Neil Diamond, autor de Sweet Caroline la ha cantado teniendo como marco el Monstruo Verde.

En el Yankee Stadium, cuando Apaga y Vámonos: Mariano Rivera venia al relevo, en el sonido local se escuchaba la canción: Enter Sandman de Metallica.

Los Venados de Mazatlán cantan Arboles de la Barranca…

Con los Indios de Juárez es notable como entonan: “Aquel Amor”

Hago remembranza de estos pedazos históricos beisboleros porque el Parral Stadium no tiene una tradición de este tipo, tenemos el Himno de Melchor Silva, cantado por Gilberto Gless pero hasta ahí…

Parral y su inmensa riqueza histórica, no se concreta solo a hechos históricos de la colonia, independencia, revolución, dentro de nuestro acervo tenemos un tesoro musical con el cual todo mundo se identifica: Carlos Isaac Lara y sus canciones: El Tordillo, Borrachera, Aquellos Ojitos Verdes por mencionar solo algunas, ahora que necesitamos que el aficionado regrese al Parral Stadium, con la ayuda y aceptación de los fanáticos propongo que en la sexta entrada, antes de cantar el Himno de Chihuahua, la gente dirigidos por un espontaneo que así lo desee cante El Tordillo o Borrachera o Aquellos Ojitos Verdes, la que el publico prefiera y al paso de los años, se convierta en una tradición como ya lo es el Certamen Deportista del Año, el Radio Teletón, las Jornadas Villistas.

Ojala y así sea…

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: