Crónicas de coronavirus, vigésima tercera de?

Crónicas del coronavirus 23

Ricardo Urquidi

“Perro con hueso en la boca, ni ladra, ni muerde”: Porfirio Diaz

Hay personajes en la historia de los pueblos mexicanos, de todo el mundo que inundan de anécdotas, de chistes, de metáforas la vida de sus habitantes, Parral no es la excepción y no tiene uno, son tan ricos sus testimonios a través de los cuentos urbanos de nuestros barrios, callejones, callejuelas que sin temor a equivocarme tenemos uno en cada esquina, el mas grande ejemplo es sin lugar a dudas Don Raúl Soto Reyes, es su singular perfil lo que ha dado pauta a contar las mil y una noches de todas las facetas de nuestra personalidad, atrás de él, vienen los personajes de Francisco Ochoa en su tirilla: La Capital del Mundo, son la más pura expresión de nuestra forma de ser, bajo una óptica humorística, que solo a los que toman la vida muy en serio les cae mal exhibir y difundir.

“Nadie aguanta un cañonazo de 50 mil pesos”: Álvaro Obregón

Así quisiera entender la retórica mostrenca de Andrés Manuel López Obrador, sus desplantes verbales ante una problemática, no causan risa, parece un personaje extemporáneo, sacado de contexto, para analizar, criticar a una persona o un hecho histórico hay que considerar el espacio y tiempo que le toco vivir, bajo esta premisa que pasaría si en esta época, en este siglo, Parral fuera gobernado por un Don Raúl Soto Reyes, lo mas seguro sin temor a equivocarme, es que no tendría la aceptación, la empatía de quien lo escuchara o fuera víctima de sus ocurrencias.

“A mí me hacían los chistes por feo, no por pendejo”: Gustavo Díaz Ordaz

Así sucede con AMLO, la mayoría que lo ve, lo escucha en las Mañaneras (La Misa de sus seguidores) no digiere ni su discurso intermitente, ni su explicación, o su visión, o su solución, ni mucho menos sus expresiones coloquiales, propias de un verdulero de mercado, de un machetero de carga, de un vendedor en una feria del hueso, no del jefe del ejecutivo.

“Defenderé el peso como un perro”: José López Portillo

A quien se dirige López Obrador?, o a quien realmente le interesa que lo oiga?, porque es evidente que hay un desprecio, una altivez de él por su audiencia o es acaso una total incapacidad de ejercer el cargo para el que fue elegido, ya llego a su persona el Principio de Peter?( Laurence J. Peter, afirma que las personas que realizan bien su trabajo son promocionadas a puestos de mayor responsabilidad, a tal punto que llegan a un puesto en el que no pueden formular ni siquiera los objetivos de un trabajo, y alcanzan su máximo nivel de incompetencia.)

“El 75 por ciento de los mexicanos tienen una lavadora, y no precisamente de dos patas o de dos piernas, sino una lavadora metálica”: Vicente Fox

O Andrés Manuel ha dedicado gran parte de su vida a llegar a el poder por el poder mismo bajo una propuesta falsa o sus tres campañas electorales, sus tres recorridos por el país no le sirvieron en nada para prepararse al momento de asumir la Presidencia y solo acumulo rencor contra sus adversarios.

“Llegamos en un minuto…no, en menos, como en cinco minutos”: Enrique Peña Nieto

A principios de su administración varios funcionarios de primer nivel renunciaron por diferencias con él, tarde se dieron cuenta que sus intenciones no tenían nada que ver con Miguel Hidalgo, con Benito Juárez, con Francisco I. Madero, con Lázaro Cárdenas, después de la vorágine que significaron las elecciones solo se quedaron con el los que comparten su alter ego, esa visión social de todo aquel pobre que ve en la riqueza de otros todos sus males.

“Haiga sido, como haiga sido”: Felipe Calderón

No importa que no nos represente en el extranjero, no importa que no hable inglés, no importa que agite amuletos religiosos, no importa que salude en tiempos de coronavirus, lo que preocupa es su visión tan retrógrada, lo que alarma es su paranoia, lo que angustia es su falsa actitud ante la corrupción, lo que nos aflige es que es mas de lo mismo, lo que decepciona es que no este a las altura de las circunstancias, lo que aterra es su mirada cuando lo cuestionan.

“Me canso ganso”: Andrés Manuel López Obrador.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: